La Jornada
Con la aplicada ayer, la televisora suma ya tres amonestaciones por incumplir la ley que obliga a transmitir promocionales electorales y de los partidos políticos. En su momento fue sancionada con 2 millones de pesos por no difundir espots entre marzo y abril de 2008, cuando entró en vigor la legislación.
México, D.F..- El Consejo General del Instituto Federal Electoral (IFE) aprobó por unanimidad una sanción por 6.8 millones de pesos contra Televisión Azteca por incumplir la transmisión de espots, alterar pautas y difundir mensajes no pautados de los partidos políticos en las precampañas de San Luis Potosí. El monto de la sanción -la más alta que se ha aplicado a un concesionario de radio y televisión- se sustentó en que la televisora del Ajusco ha reincidido en esas conductas.

Con la aplicada ayer, la televisora suma ya tres amonestaciones por incumplir la ley que obliga a transmitir promocionales electorales y de los partidos políticos. En su momento fue sancionada con 2 millones de pesos por no difundir espots entre marzo y abril de 2008, cuando entró en vigor la legislación.

Posteriormente le impusieron otra sanción por dos millones de pesos, debido a irregularidades en la retransmisión de su señal de origen, en la televisión restringida referida, específicamente por los espots partidistas.

De acuerdo con el dictamen, los canales dos, seis, 11, 11+ y 12, concesionados a Televisión Azteca, no transmitieron mil 34 promocionales del IFE y de los partidos políticos. Se difundieron fuera de pauta 2 mil 21, y 87 que no fueron ordenados por el instituto electoral.

Otra agravante en la conducta atribuida a la televisora es que las anomalías se suscitaron durante las precampañas locales de los partidos.

Prácticamente sin debate, los consejeros avalaron el dictamen. La excepción fue el consejero Marco Antonio Gómez, quien cuestionó de nueva cuenta los procedimientos llevados a cabo por el secretario ejecutivo, Edmundo Jacobo Molina, refiriendo que a la televisora se le otorgaron solamente 19 horas para comparecer, en lugar de las 48 que le da la legislación.

La sesión estuvo dedicada prácticamente al desahogo de recursos especiales sancionadores contra varias emisoras de San Luis Potosí. En ésta salieron a relucir nuevos errores del IFE y cuestionamientos a los fundamentos jurídicos en que se basaron los dictámenes presentados, algunos para declarar infundados los procesos iniciados en ccontra de concesionarios locales.

El panista Roberto Gil fue particularmente incisivo en evidenciar fallas notorias al cuestionar el argumento para declarar infundada una sanción contra la empresa Controladora de Medios, que en su defensa objetó la veracidad del monitoreo del IFE que sirvió para comenzar el procedimiento, el cual asume el instituto como válido señalando en el documento que "debe asumirse como aceptado y, por tanto, la credibilidad del referido monitoreo resulta cuestionada".

Gil subrayó que, en el fondo, incorporar esa frase al dictamen pretendía esconder errores, pues a una emisora que difunde entre las siete y 19 horas se le asignó una pauta con transmisión mayor. Al respecto, el consejero Virgilio Andrade, presidente del Comité de Radio y Televisión, trató de ubicar en su contexto las dimensiones de esa irregularidad señalando que alrededor de un centenar de estaciones, de poco más de 2 mil 400, han notificado que les han entregado pautados diferentes a sus horarios de transmisión.

A las críticas panistas se sumaron otras, como la del perredista Rafael Hernández, quien cuestionó que no hubiera claridad en una de las fases de la sanción, como el hecho de la reposición de los espots, pues queda claro que algunas emisoras que no transmitieron los promocionales partidistas en las precampañas ya no podrán reponerlos. Por ello, sugirió que se les obligue al menos a transmitir los espots del IFE.

En ese contexto, el consejero presidente del instituto, Leonardo Valdés, ofreció dar un informe sobre lo relacionado con la distribución de espots y monitoreo. Calificó de necesario que el instituto difunda entre los concesionarios, sobre todo, los acuerdos relacionados con el tema.