El tenista británico inauguró el Torneo de Maestros con una victoria en tres mangas sobre la `torre de Tandil', con parciales de 6-3, 3-6 y 6-2
El jugador británico Andy Murray, cuarto del mundo, se estrenó en la primera fase de la Copa Masters 2009, que se disputa en el O2 de Londres, con una victoria por 6-3, 3-6 y 6-2 ante el argentino Juan Martin Del Potro.

Murray, la gran esperanza del Reino Unido en este deporte, que lleva 6 torneos ganados en la temporada 2009, selló su triunfo en 2 horas y 10 minutos, dentro del Grupo A.

Al jugador de Tandil le costó meterse en el partido. Un Murray en plenas facultades le hizo 'break' ya en el segundo juego para quebrar, de nuevo, el saque del suramericano en el cuarto.

El local, arengado por los "come on Murray" que llegaban a cada minuto de las gradas del O2, dispuso de una ventaja de 5-0. Y fue entonces cuando Del Potro comenzó a despertar.

El ganador del Abierto de Estados Unidos se lanzó a la remontada; logró apuntarse el siguiente juego y, tras perder una ocasión de 'break', logró convertir una segunda oportunidad para desbaratar a Murray y esta vez sí, romper su servicio y ponerse 5-2.

Tras sumar otro juego y situar el marcador en 5-3, Del Potro claudicó ante Murray por 6-3 en 49 minutos.

El argentino mostró su cara ganadora en la segunda manga, que cerró con éxito con idéntico resultado al obtenido en el primer parcial por su adversario escocés.

Del Potro jugó con más garra, complicó a Murray cada punto y aprovechó las dos bolas de 'break' de las que dispuso en este parcial.

Recompuso su juego para tutear al número cuatro. Logró 12 puntos ganadores y cometió menos errores no forzados que su rival (8 frente a los 14 del escocés) en esta segunda manga.

La afición, eso sí, continuaba jaleando más y más al número uno del tenis de este país.

Murray volvió a tomar las riendas en el set definitivo, que duró algo menos que los dos anteriores (38 minutos) y en el que Del Potro no logró romper ni una sola vez el servicio de su oponente.

El argentino regaló dos puntos de partido a su rival -de los que salvó uno- y se complicó la existencia encadenando dobles faltas sucesivas para perder este parcial.

En este tercer set, Del Potro erró mucho más que el de Dunblane (15 no forzados en este set por 3 del británico) y no consiguió evitar el 6-2 que puso el punto y final a su debut en la Copa Masters.

Con el resultado, el escocés, que siempre fue animado por el público, aseguró terminar el año en el número cuatro del mundo, pues Del Potro, quinto, perdió sus aspiraciones de superarlo en el ranking.