Sylvia Georgina Estrada
Para muchos, uno de los elementos indispensables de la Tauromaquia es el cartel, pero más allá de estas piezas publicitarias que los conocedores consideran de colección, el séptimo arte no ha podido mostrarse ajeno ante la fiesta brava y tiene sus propios afiches que promocionan no sólo el filme, también esta tradición que se niega a desaparecer.
El Museo de la Cultura Taurina abrió, el pasado martes, su galería de exposiciones temporales a la muestra colectiva de cartulinas cinematográficas "Charros y Toreros", que muestra los distintos carteles que se crearon para promocionar los filmes que cuentan las historias de esos toreros que han cautivado a los fanáticos.

Con una museografía sencilla, los pósters fueron colocados en una especie de cinta fílmica que coloca a cada uno de los carteles como un cuadro del rollo de la película. El cine mexicano protagonizado por hombres valientes y aguerridos es uno de los elementos recurrentes de esta exposición.

En la pequeña galería se muestran los afiches de cintas como "Guitarras de Medianoche", de Rafael Baledón, con las actuaciones de Lola Beltrán y José Alfredo Jiménez; "Pedro Páramo", dirigida por Manuel Barbachano, con la participación de actores como Ignacio López Tarso y Pilar Pellicer; o "La Justicia del Gavilán Vengador" con Tony Aguilar, Flor Silvestre y Rebeca Iturbide.

La fiesta brava aparece en pósters de películas como "Torero!" de Carlos Velo; "Brindis a Manolete", un homenaje cinematográfico al "coloso de la Tauromaquia"; "Aprendiendo a Morir", filme que retrata la vida del torero Manolete dirigido por Pedro Lazaga, entre otros.

Además, en la inauguración se proyectaron algunas imágenes de los filmes basados en la fiesta brava, el tema central del museo ubicado en el Centro Histórico.