Shanghai.- Dos días después de vencer a su buen amigo Rafael Nadal, David Ferrer le dio a su compatriota español un regalo: un boleto a las semifinales de la Copa Masters.
Ferrer aplastó el jueves 6-1, 6-1 a Richard Gasquet para ganar el Grupo Dorado y asegurar su propia entrada en las semifinales. El francés quedó eliminado del último torneo de la temporada y el resultado clasificó a Nadal a la siguiente ronda.

Nadal había vencido 6-4, 6-4 poco antes a Novak Djokovic. ``Estamos contentos porque él (Nadal) es español'', dijo Ferrer. Ferrer atraviesa el mejor momento en la Copa junto con Andy Roddick, quien ganó el Grupo Rojo y enfrenta el viernes al favorito Roger Federer. El chileno Fernando González se mide con Nikolay Davydenko en el otro encuentro.

Ferrer dijo que no creyó que tendría posibilidades reales de avanzar, pero se ha mantenido concentrado en todos los puntos y su confianza aumenta con cada game.

``Para mi es importante jugar en la semifinal'', indicó el español, quien también llegó a las semifinales del Abierto de Estados Unidos y tiene garantizado el premio más jugoso en su carrera.

Nadal también quedó contento luego de disputar su mejor partido del torneo. Con ambas rodillas vendadas, al igual que en las últimas semanas, y agotado después de una larga temporada, el español demostró que aún tiene energías para ganar sin importar el dolor.

``Estoy muy contento por mi desempeño hoy'', dijo Nadal. ``Jugué un muy buen partido, mi mejor partido aquí, y uno de mis mejores partidos en la temporada bajo techo''.

``Mi calendario es difícil porque tengo que jugar muchos partidos en la temporada de arcilla. Eso es bueno para mi, jugar muchos partidos, pero a veces es difícil'', indicó. Djokovic salvó dos puntos de quiebre en el primer game, pero luego Nadal ganó cuatro games consecutivos para tomar control del partido.

Nadal le robó el servicio a comienzos del segundo set y su energía aumentó a medida que avanzaba el desafío.

``No fue mi semana'', expresó el serbio. ``No jugué de la forma que quería. Desafortunadamente tuve que terminar con las tres derrotas, lo que es una lástima. Pero, por supuesto, no quiero pensar de forma negativa, y fue un gran año''.

``Necesito descansar, y eso es lo más importante en este momento. Me voy a ir lejos, lejos de todos'', afirmó Djokovic con una sonrisa.

Ferrer necesitó apenas 59 minutos para vencer a Gasquet, que nunca logró encender los motores después de una buena demostración contra Djokovic en su partido anterior.

Ferrer ganó sus tres partidos y apenas cedió un set, ante Nadal. ``Estoy jugando muy, muy, muy bien en estos tres partidos'', comentó Ferrer. ``Ganar el Masters sería un sueño''.