Universal
El convaleciente líder cubano Fidel Castro apareció ayer por primera vez desde junio en una entrevista grabada y transmitida por la televisión estatal, despejando así rumores sobre el agravamiento de su salud o incluso su muerte
LA HABANA.- El convaleciente líder cubano Fidel Castro apareció ayer por primera vez desde junio en una entrevista grabada y transmitida por la televisión estatal, despejando así rumores sobre el agravamiento de su salud o incluso su muerte.

Castro, apartado del poder desde que cayó enfermo hace casi 14 meses, lucía aún delgado y vestía un equipo deportivo con los colores de la bandera de Cuba mientras era entrevistado, sentado, por un periodista televisivo.

"Aquí estoy. Que si está moribundo, que si se murió, que si muere pasado mañana. Nadie sabe qué día se va a morir", dijo en la entrevista de casi una hora, aludiendo a las especulaciones sobre su salud.

En las últimas semanas se dispararon los rumores sobre su muerte, particularmente entre la comunidad de exiliados cubanos de Miami.

Castro, de 81 años, no dijo una palabra sobre su enfermedad o su estado de salud, considerado un secreto de Estado en Cuba.

Leyó además, con ritmo lento y voz cansina, pasajes de The Age of Turbulence, un libro publicado hace pocos días por el ex presidente de la Reserva Federal estadounidense, Alan Greenspan.

"Aquí está el libro de Alan Greenspan", dijo, mostrando en ejemplar a las cámaras.

En la entrevista que, según la televisión, fue grabada apenas unas horas antes de ser exhibida, habló además sobre la última alza del euro y del barril del petróleo, en una señal de que que se mantiene informado sobre la actualidad mundial.

Castro también se refirió a temas candentes como el cambio climático, la posiblidad de una agresión militar estadounidense contra Irán y el "robo de cerebros" en el Tercer Mundo por parte de países desarrollados.

"Hoy todo apunta hacia la destrucción", presagió Castro sobre los transtornos climáticos en el planeta por el calentamiento global. Estas fueron las primeras imágenes del dirigente desde el 5 de junio pasado.

El líder cubano defendió, sin reirse, el equipo deportivo con el que desde que cayó enfermo reemplazó el traje verde olivo con el que hizo la revolución en 1959 y gobernó Cuba durante 47 años.

"Esto me lo critican a mí (...) No busco ninguna elegancia, ninguna publicidad (...) Lo otro es ponerse traje que usé durante toda la vida", dijo. En imágenes previas apareció con equipos deportivos de marcas famosas como Adidas o Wilson.

Castro debió delegar el poder el 31 de julio del 2006 en su hermano Raúl para someterse a una cirugía de emergencia por una afección intestinal que, según su principal aliado, el presidente venezolano, Hugo Chávez, lo tuvo al borde de la muerte.

Fidel Castro "casi se muere" y "le cambiaron casi toda la sangre" en varias transfusiones, pero actualmente está bien y feliz porque tiene tiempo para ver televisión y escribir, explicó, el presidente venezolano.

"Fidel está bien, claro, no termina de recuperarse. Tiene un problemita ahí, pero él puede vivir así 100 años más. Con ese problemita él puede vivir 100 años más", dijo Chávez.