El Universal
Jorge González Betancourt, presidente de la Comisión de Defensa Nacional de la Cámara de Diputados, reprocha el 'poco' respaldo de EU al gobierno de Felipe Calderón en el combate al narcotráfico.
Ciudad de México.- Los cárteles en México están actuando con desesperación, porque las fuerzas armadas "les están pegando tan duro, que han requerido apoyo exterior, que siempre han tenido, incluyendo el del narcotráfico que opera en Estados Unidos", dijo el general de división Jorge González Betancourt, presidente de la Comisión de Defensa Nacional de la Cámara de Diputados.

Reconoció que, en efecto, zonas territoriales del país han estado en poder de los narcotraficantes, "pero eso no es de ahora, sino que empezó hace 30 y hasta 35 años", cuando se formaron los cárteles de Sinaloa, Tijuana, Ciudad Juárez, del Golfo, a los cuales "los gobiernos anteriores no los combatieron íntegramente".

Jorge González Betancourt (PAN), en entrevista, reprochó el poco respaldo de Estados Unidos al gobierno del presidente Felipe Calderón, quien, dijo, "ha tenido las agallas de tomar la decisión de combatir a los narcotraficantes, a los que ha quitado el control de regiones que tuvieron por muchos años en los límites internacionales, en los límites de estados de la República, y en zonas de difícil acceso, donde tenían centros de operaciones.

Responsabilizó a la pasada administración de George Bush, de haber omitido apoyar en los hechos al gobierno de Felipe Calderón, con "algunos millones de dólares que no se ven".

En cambio, "Espero que Barack Obama tome las cosas más en serio y que realmente Estados Unidos se ponga a operar el apoyo que necesita el gobierno de México para derrotar al crimen organizado".

Se requiere que Estados Unidos comparta información con las autoridades mexicanas, que en el país vecino frenen el tráfico de armas y dinero; que se hagan cargo de atacar el lavado de dinero y, desde luego, que corten el tráfico cotidiano de drogas en su territorio.

La pelea contra el crimen organizado la están dando los mexicanos y en ello, "el Ejército está convencido de que si este combate beneficia al país, estamos dentro", afirmó González Betancourt.

Subrayó que el combate a los delincuentes "es largo y doloroso", y aseguró que el presidente Felipe Calderón sostendrá su determinación de no convivir con los cárteles. Sin embargo, nadie puede decir si esa guerra acabará antes de que concluya el sexenio.

Por lo que respecta a las fuerzas armadas, después de más de dos años de campaña contra las bandas, "no están cansadas".

Al contrario, dijo, "estamos cada vez más motivados". Las encuestas periodísticas reportan que "el pueblo de México está poniendo a nuestro Ejército muy en alto, y la gran mayoría de la población está de acuerdo en que sigamos combatiendo al crimen organizado".

Subrayó que "el Presidente tomó una decisión con muchas agallas de combatir al crimen organizado, pero es más difícil sostener esa determinación".

Expresó que confía en el mando presidencial: "Si no se tiene la fuerza de voluntad suficiente de mantener esta decisión, el combate al narcotráfico puede fracasar, pero (Calderón) va a tener éxito, porque "se sostiene fuerte y duro".