Notimex
México.- El secretario de Economía, Eduardo Sojo Garza-Aldape, consideró necesario detonar el "motor interno" de la economía nacional y "no bajar la guardia" ante la desaceleración de Estados Unidos.
Entrevistado en el marco del Primer Foro Nacional de Cajas Solidarias, detalló que son cinco los sectores que dependen en menor medida de lo que sucede en el entorno económico nacional, como es el turismo, campo, vivienda, infraestructura y energía.

"Tenemos que estar preparados. Fortalecer los mercados internos del crecimiento. No depender de lo que pase en la economía de Estados Unidos y esto tiene que ver con detonar actividades específicas que dependen menos de lo que pasa en el extranjero", expuso.

Cuestionado sobre los posibles efectos negativos que pudiera tener la desaceleración económica de Estados Unidos en la creación de empleos en México, el funcionario respondió que de acuerdo con datos del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), sólo en la primera quincena de septiembre pasado se crearon 65 mil empleos.

"Eso nos da para los primeros nueve meses del año 750 mil empleos, lo cual en nueve meses indica que llegamos mucho más allá de las expectativas que se tenían para todo el año que era de 615 mil", puntualizó.

El funcionario insistió en que pese a lo anterior "no hay que bajar la guardia, y lo que tenemos que hacer es detonar aquellas actividades que tiene que ver con el motor interno de la economía".

En el evento organizado por el Fondo Nacional de Apoyo a Empresas Sociales (Fonaes), Sojo Garza-Aldape dijo que la estrategia de la Secretaría de Economía para enfrentar los efectos de la desaceleración será incrementar el efecto multiplicador del gasto público.

El funcionario destacó también la importancia de los centros de articulación productiva que ya funcionan con la industria maquiladora, automotriz y con las empresas globales, y cuya finalidad es incrementar el contenido nacional de los productos de exportación.

De igual forma, que más pequeñas y medianas empresas (Pymes) participen de las compras de gobierno, así como proveedores nacionales en las empresas globales como, por ejemplo, la industria automotriz.

En cuanto a las compras de gobierno, mencionó que ya está en marcha el proyecto junto con Nacional Financiera para incrementar la participación de las Pymes en este rubro.

El objetivo para fin de sexenio es una participación de las Pymes en las compras de gobierno de 30 por ciento y que se incremente cada año, aseguró el funcionario, quien agregó que con ese tipo de medidas se dependerá "menos del extranjero".