México- La directiva del club Puebla compareció ante la Federación Mexicana de Futbol y negó que su ascenso a la primera división haya sido arreglado.
La audiencia se produjo un día después que la federación refirió a las autoridades el escándalo por el supuesto complot para arreglar el ascenso de Puebla.

La federación investiga una supuesta conversación telefónica entre el ex presidente del club, Emilio Maurer, y el ex jugador Roberto Ruiz Esparza en la que ambos presuntamente conspiran para arreglar la final del torneo de ascenso contra Dorados de Sinaloa.

El escándalo fue destapado la semana pasada por el diario mexicano Récord, que publicó extractos de una grabación de la conversación.

"En la reunión dejamos en claro que el ascenso del club Puebla es legítimo. Esta plática se da entre dos particulares, uno totalmente ajeno a la institución, Roberto Ruiz Esparza, y el otro, Emilio Maurer, colaborador en materia deportiva de nosotros, pero son solamente comentarios entre particulares que nada tienen que ver con la directiva", dijo Francisco Bernat, presidente del equipo, en su comparecencia en las instalaciones de la federación.

En la conversación, Ruiz Esparza y Maurer hablan de convencer al entrenador de Dorados, Hugo Fernández, para modificar la estrategia de su equipo.

"Nos ofende, al igual que al equipo de Dorados y a la federación, que se quiera pensar siquiera que hubo alguna situación indebida o de arreglo en la final. El Puebla es un equipo limpio y esas pláticas que algunos medios han dimensionado, tendrán que ser respuestas por quien las emitió", agregó Bernat. (AP)

El estratega de Dorados, Hugo Fernández también compareció y se dijo tranquilo.

"No puedo hablar mucho porque se está llevando la investigación, pero puedo decirles que confío en que pronto se aclare esta situación", afirmó Fernández.

"Dentro de pronto seré el bueno, la confianza que tengo de una vida limpia me da esa certeza. Sé que saldré más limpio de todo esto. Justicia es limpiar mi imagen", agregó.

La federación refirió el caso a la fiscalía de Puebla para que investigue si existe algún aspecto criminal en el presunto arreglo.

"Al presentarse una denuncia de hechos, será la autoridad correspondiente quien se encargará de analizar los reportes publicados por el diario Récord para determinar si de ellos se desprende algún ilícito", informó la federación en su portal de internet.

Además, el lunes se presentaron a testificar ante la federación el presidente de Dorados, Juan Antonio García, y el director general del club, Antonio Núñez.

"Estos hechos lamentables nos tomaron por sorpresa y los reprobamos. El día que estaba escuchando la grabación, tuve indignación, sorpresa, disgusto y una regresión a ese hecho lamentable que tanto nos dolió a afición, directiva y cuerpo técnico", dijo García.

El directivo aseguró que los patrocinadores de Dorados están pensando en demandar por la vía civil a quien sea responsable del escándalo, y no descartó que el club haga lo mismo.