Con 35 años de carrera profesional y a pesar de las altas y bajas, Negro Casas aún ve lejano el retiro. Foto Internet
Notimex
Se mostró satisfecho de que él y el "Mosco de la Merced" sigan vigentes luego de ver pasar tres generaciones de luchadores.
México, D.F.- Con 35 años de carrera profesional y a pesar de las altas y bajas, Negro Casas aún ve lejano el retiro, pues se siente con cualidades y capacidad para seguir dentro de la lucha libre. Aceptó que ha visualizado su adiós de las arenas, pero "corto el pensamiento y pienso que voy a entrenar al otro día, en eso me enfoco. Me sigo midiendo con los jóvenes, tenemos mucho espíritu, tenemos lo que muchos jóvenes no tienen, bases". 

En entrevista con Notimex el "4:40" aceptó que, además de practicar todos los días lucha clásica, no se "desconectó" de la modernidad para "enfrentar a jóvenes fuertes, elásticos. Pero tenemos la experiencia, madurez, las bases fundamentales". 

Sabedor de su responsabilidad arriba de un ring como uno de los más experimentados del Consejo Mundial de Lucha Libre (CMLL), no descuida su actividad en el gimnasio, pues "debo estar lo mejor preparado, el luchador se tiene que cuidar". 

Además, la calidad que demuestra semana con semana ha provocado que jóvenes gladiadores y aficionados lo admiren, situación que lo hace mantener los pies en el suelo y seguir su preparación, pues no fue fácil llegar y quiere mantenerse en la cima. 

"Eso no nos debe desajustar, son 35 años de carrera, no saben el esfuerzo, sacrificio, penas, penurias, problemas, lo que hemos pasado para llegar y seguir manteniéndonos. 

Es muy sacrificado, no todo es color de rosa, aviones o buenos hoteles, hubo momentos en que las cosas se pusieron difíciles", confesó. 

Comentó que con el paso de los años el mismo deporte le marca la pauta para prepararse, pues puede enfrentar rivales como Máximo, Máscara Dorada y Rush, hasta veteranos como Fuerza Guerrera, a quien se medirá el domingo en la Arena México. 

"Ahorita me preparo para Fuerza Guerrera, después para los jóvenes", dijo el Negro, quien dejó en claro que su amor por este deporte es fundamental para seguir en activo, sin importar que pueda enfrentar a un "joven fuerte, a un loco o alguien que te quiera faltar al respeto. 

"Esto es lo que nos gusta, somos luchadores porque nos gusta, amamos la lucha, incluso un servidor o Fuerza Guerrera luchamos gratis si nos saben hablar", añadió. 

Finalmente, se mostró satisfecho de que él y el "Mosco de la Merced" sigan vigentes luego de ver pasar tres generaciones de luchadores. "Eso nos compromete más con nosotros mismos, le daremos a la gente un gran encuentro", prometió.