Santiago de Chile.- A días de pisar suelo chileno, la cantante pop canadiense Nelly Furtado reveló sentirse "más que a gusto en América Latina", en una entrevista que divulga hoy el diario "El Mercurio" de Chile desde Nueva York.
La estrella internacional es la carta más cosmopolita del LXIX Festival de la Canción de Viña del Mar, que comienza el próximo miércoles en Chile.

La fama de la cantante ha sido explosiva desde su primer disco en el año 2000, debido a su acercamiento a sus raíces portuguesas que la llevaron a los ritmos latinos, los que integra por completo en su último álbum de 2006 "Give it Loose", que es un éxito de ventas con seis millones de copias vendidas.

Sin embargo, fue con el cantante colombiano Juanes que Nelly Furtado dio el salto al español, al grabar juntos la canción "Fotografías" en el año 2003, posicionándola con fuerza en los rankings sudamericanos.

"Yo no sabía que podía cantar en español. Pero definitivamente me siento latina. Nací en Canadá, pero me siento portuguesa también. Cantar en español o en portugués es una extensión del amor que tengo por mi cultura" confesó al diario.

Nelly Furtado es el ejemplo más claro de que el pop es un asunto global. Así lo demuestra su última colaboración con el grupo puertorriqueño Calle 13, quienes mezclan hip hop y reggaetón, y que grabaron junto a la cantante la canción "No hay igual", éxito en las radios latinoamericanas durante 2007.

"Cuando me presentaron la música de Calle 13 escuché un par de canciones y me encantaron. Así que los invité a tocar y ellos fueron muy amables conmigo. Creo que va a ser muy entretenido verlos de nuevo" asegura la estrella por su reencuentro con el dúo puertorriqueño, invitados también al Festival chileno.

De hecho, ambos estarán el mismo día sobre el escenario de la "Quinta Vergara", donde está casi asegurada, según la organización del Festival de Viña, una presentación en conjunto, en que que se dejará probablemente oír el éxito "No hay igual".

Nelly Furtado llegará el 22 de febrero a Chile y reconoce su ansiedad al presentarse por primera vez en el país. "Estoy un poco nerviosa. De verdad, de verdad, de verdad, estoy contando los días para llegar allá", señala hablando español.