El Universal
México, DF.- La estancia del caníbal en el Hospital Xoco cambió la dinámica y el ambiente de trabajo de este centro hospitalario.
A pocos minutos de ser trasladado, los recuerdos de su llegada, la atención de los medios de comunicación, y sobre todo la salida de este "paciente peligroso", como lo etiquetaron en su cama 342, fue el motivo de cambios en los horarios y hasta la cancelación de las visitas.

"Atender a Calva Zepeda significaba superar el temor de que intentara escaparse", comentaron a este medio un grupo de enfermeras. Aunque estaba esposado de los pies y las manos y custodiado por 10 policías, nadie lo quería atender.

"Cuando lo trajeron vinieron como 15 policías con él y no venía tan grave como han dicho, es mentira que se tirara de una altura de ocho metros, para mí que lo golpearon", comentó un enfermero que atendió a Calva Zepeda, quien además informó que su estado de salud nunca fue grave.

Dijo que un paciente que llega con un traumatismo craneoencefálico, como el que se le diagnosticó, no se sube a piso de inmediato, como en este caso, sino que se traslada a terapia intensiva y se le atiende de otra forma.

Mientras los empleados se peleaban por no atenderlo, los practicantes deseaban por lo menos mirarlo. Uno de ellos, Juan Carlos, describió a Calva Zepeda como un tipo amigable y simpático.

Comentó que se atrevió a preguntarle si se había comido a su ex novia, pero lo negó y le confesó que la había asesinado luego de discutir porque se negó a tener relaciones sexuales con él y la destazó para deshacerse del cuerpo en partes, no para comérsela, según Juan Carlos.

Los entrevistados comentaron que José Luis Calva sólo recibió una visita en su estadía, una mujer de aproximadamente 40 años, robusta, de estatura mediana, morena de cabello rizado, pero nadie más acudió a verlo.

A pesar de que el director del Hospital Xoco, Jorge Aviña, aseguró que el "caníbal" fue tratado como cualquier otro paciente, de ninguno se habló tanto en los pasillos, en la sala de enfermeras, en los patios y afuera del hospital.