Antonio Ruiz
Pudiéramos tener algunas faltas administrativas en la Dirección de Pensiones de los Trabajadores de la Educación de la Sección 38 del SNTE, pero no hay desvío de recursos económicos en la institución, señaló el profesor.
El titular de la Dirección de Pensiones de los Trabajadores de la Educación agregó que la nómina actual para el pago de pensiones, jubilados y beneficiarios asciende a 40 millones de pesos mensuales, de los cuales el 75% los aportan el Gobierno del Estado y el resto los trabajadores de la educación, sin problema alguno.

Lo anterior lo expuso el profesor Hinojosa Valdés, luego que Ismael Ramos Flores Secretario de la Función Pública anunció que se audita a la Dirección de Pensiones, Servicio Médico y Vivienda de la Sección 38 del SNTE, para definir de donde salieron los 70 millones de pesos para la construcción de las nuevas oficinas de la Sección 38 del SNTE.

De ahí que Hinojosa Valdés dijo por parte de la Dirección de Pensiones, hubo apoyo para la construcción del edificio de Pensiones, que fueron alrededor de 3 millones de pesos.

Lo anterior fue analizado y avalado por la Junta del Consejo Directivo de Pensiones y la representación de las universidades Autónoma de Coahuila, Antonio Narro y del Gobierno del Estado.
Además, la Dirección de Pensiones está auditada permanentemente y cada trimestre se hace una revisión del resultado de los mismos, expresó.

Pudiéramos tener faltas administrativas; que falte algún registro o alguna situación de éstas, pero no tenemos faltante de recursos económicos, afirmó.

Manifestó que la Dirección de Pensiones de los Trabajadores de la Educación de la Sección 38 del SNTE es un organismo público y está sujeto a la rendición de cuentas y transparencia.