El Universal
Revelan que Benedicto XVI rehusó un encuentro con la secretaria de Estado estadounidense porque el Pontífice se encontraba de vacaciones
El papa Benedicto XVI negó en agosto pasado una audiencia a la secretaria de Estado estadounidense Condoleezza Rice, revelaron fuentes de la Santa Sede.

Informes de El Vaticano a la BBC News señalaron que este fallido encuentro entre el Pontífice y la funcionaria de Estados Unidos no ocurrió debido a que el Papa tomaba su periodo vacacional en el castillo de Castelgandolfo.

De haberse llevado a cabo el encuentro, Rice abordaría en la agenda temas como el conflicto en Medio Oriente, específicamente el de Líbano, y la situación en Irak, detalló en una editorial el periódico Il Corriere de la sera . Pero ante la negativa del líder religioso, éstos fueron abordados en una llamada telefónica entre Rice y el cardenal Tarcisio Bertone.

Analistas dijeron que El Vaticano tendría dos razones para evitar este encuentro:

El primero correspondería a la oposición de la Santa Sede a la intervención estadounidense en Irak en 2003. En ese entonces, Rice, como consejera de seguridad nacional del presidente George W. Bush "aclaró" al enviado papal, el cardenal Pío Laghi, que a la administración de EU no le importaba el punto de vista del papa, entonces Juan Pablo II, sobre la inmoralidad de la campaña militar.

La respuesta en aquella ocasión fue "quien decide que se han agotado los medios pacíficos que pone a disposición el derecho internacional se asume una grave responsabilidad ante Dios, ante su conciencia y ante la historia".

El segundo punto se refiere a los derechos de los iraquíes católicos, mismos que fueron poco considerados en la redacción de la Constitución de aquel país, consideró El Vaticano. Washington contestó que no podía garantizar la seguridad de los no musulmanes.

El 9 de junio el presidente Bush se entrevistó por primera vez con el papa Benedicto XVI, con quien dialogó sobre la guerra de Irak y la campaña de EU contra el Sida en Africa