Tokio, Japón.- Sony y Nintendo multiplicaron su beneficio neto en la primera mitad del año fiscal hasta 140.170 millones de yenes (1.229 millones de dólares) y 132.421 millones de yenes (1.161 millones de dólares), respectivamente.
Ambas compañías, que disputan una dura batalla en el sector de las videoconsolas, presentaron hoy un espectacular incremento en el beneficio entre abril y septiembre con respecto al mismo periodo del año pasado: más del triple en el caso de Sony y más del doble en el caso de Nintendo.

A pesar de que la guerra de las consolas parece haberse decantado hacia el lado de Nintendo, el grupo Sony obtuvo un incremento del 42,9 por ciento en las ventas de su división de videojuegos entre julio y septiembre en comparación con el mismo periodo del año anterior.

El lanzamiento al mercado de la PlayStation 3 le ha permitido a Sony incrementar el 12,8 por ciento el volumen de ventas en el primer semestre fiscal, hasta 4,06 billones de yenes (35.618 millones de dólares).

De seguir por la senda actual, la compañía espera lograr al final del año fiscal 2007 un beneficio neto de 330.000 millones de yenes (2.895 millones de dólares).

Por su parte, Nintendo siguió aprovechando la inercia tomada por su producto estrella, la videoconsola Wii, y presentó un incremento en el volumen de ventas del 132,5 por ciento entre abril y septiembre.

La compañía de Kioto logró unas ventas de 694.803 millones de yenes entre abril y septiembre (6.095 millones de dólares), más del doble que los 298.817 millones de yenes (2.621 millones de dólares) del mismo periodo del año pasado.

Nintendo espera lograr al final del año fiscal unas ventas de 1,5 billones de yenes (13.593 millones de dólares) y un beneficio de 275.000 millones de yenes (2.411 millones de dólares), un 57,8 por ciento más que el año anterior.