Notimex
El dirigente estatal del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Alejandro Armenta Mier, aseguró que no avala los actos masivos o públicos que lleven a cabo los aspirantes priistas a suceder al gobernador Mario Marín Torres
En entrevista, dijo que el mensaje para todos es que deben cuidar en estricto apego a la ley sus aspiraciones legítimas, ya sea en el ámbito público o privado.

`Es necesario que las expresiones cuiden su actividad, a efecto de no ser sancionados por los órganos electorales, ya que son ellos los que deben cuidarse, pues la interpretación a la ley en materia electoral no la da el partido`, comentó.

Enfatizó que su partido no avala ninguna actividad que pueda poner en riesgo la posibilidad legítima de cualquier expresión, de ahí que todos deben ser cuidadosos.

Destacó que sólo hasta enero próximo, cuando inicien las precampañas, será cuando dé su aval a los actos propios de dicho periodo, esto de todos los que participen en el proceso interno del PRI.

Armenta Mier precisó que cada aspirante, con su legítimo deseo, es responsable de sus actos, y en esa responsabilidad la ley sanciona, por tanto deben cuidarse y no queden en imposibilidad jurídica en la participación.

Sentenció que el partido no defenderá a alguno que haya sido sancionado por la ley, debido a que cada uno de los priistas son responsables de sus acciones.

En otro tema, señaló que los 16 diputados federales electos por Puebla se reunieron con el gobernador Mario Marín Torres, en Casa Puebla, para abordar varios temas, entre ellos, traer más recursos al estado en los siguientes años.

Aseguró que todavía no se ha decidido quién de los 16 priistas será el coordinador de los legisladores federales por Puebla, aunque esperan que esta decisión la revelen en los próximos días.