LA JORNADA
México, D.F. .- El secretario general de la Federación Mexicana de Futbol (FMF), Decio de María, rechazó ayer que en la selección nacional se aboquen más al aspecto económico que al deportivo.
Dijo que "si uno se inclina mucho a la parte deportiva", el equilibrio que debe existir, no sólo en el balompié nacional, sino en el mundial, no se da, y de acuerdo con eso "se ha hecho la planeación" del Tricolor.

Aunque las quejas no han sido únicamente del técnico Hugo Sánchez, sino también de Ricardo Ferretti, timonel de Pumas, De María indicó que en la federación "estamos en el lugar correcto" y no deseaba entrar en confrontaciones.

Sobre la queja por las canchas en que debe jugar el Tri en Estados Unidos, el dirigente explicó que la programación del partido del miércoles en Los Angeles fue con varios meses de anticipación, pero hay situaciones que no se pueden controlar, como la lluvia. Esto, y un partido de futbol americano del sábado anterior provocó las pésimas condiciones.

Sobre la actitud que asumió Hugo la víspera, de no prometer nada porque sólo lleva un partido de preparación con la preolímpica y no tendrá más para encarar la eliminatoria, De María señaló que "para hacer juicios hay que esperar el día del torneo y el resultado".

Aseguró que ya está la planeación de 2008 y para validar el proyecto la comisión de selecciones se reunirá a finales de octubre o principios de noviembre.

Además anunció que viajará a España para ver si es posible que los equipos de Carlos Vela, Giovani dos Santos y Andrés Guardado los cedan para el preolímpico. Recordó que no tienen ninguna obligación y lo que se debería cuestionar es por qué se programa ese evento fuera de fechas FIFA.

En la conferencia de prensa a la que convocó -para dar a conocer que en los festejos por los 80 años de la institución invitan al público a crear "los nuevos trofeos" de la primera nacional y primera A- dijo que el compromiso de Hugo es ganar el preolímpico, lograr algo importante en los próximos Juegos Olímpicos y conseguir el boleto al Mundial de 2010.