Foto: Internet
Encarcelado en 1999 después de un simulacro de proceso durante el gobierno de Karimov, déspota despiadado que no toleraba las voces disidentes, fue liberado de forma inesperada

El periodista Yusuf Ruzimuradov fue liberado de la cárcel de Uzbekistán", se alegró en Twitter, la división europea del Comité de Protección de Periodistas (CPJ). Aunque pocos han oído hablar de él, es hasta sessantaquattrenne Ruzimuradov un triste récord: es el periodista que ha pasado más tiempo "que nadie en el mundo" tras las rejas.

Diecinueve años desde que fue encarcelado en 1999 "después de haber sido condenado - siempre escribe CPJ - basado en cargos políticos en un espectáculo juicio rápido" hasta su liberación inesperada el pasado 22 de febrero en la ciudad de Chirchik cerca de la capital, Tashkent . Su delito: trabajar para un periódico independiente, "Erk", Libertad, juzgada ilegal y acusado de ser parte de un intento de derrocar al gobierno.

 
 

Ruzimuradov había sido encarcelado bajo elmandato del presidente Karimov, déspota despiadado que no tolera la disidencia, incluso acusado de ebullición vivas sus oponentes, que murieron en circunstancias sospechosas en octubre el año 2016 después de casi tres décadas en el poder. Bajo su sucesor, el ex primer ministro, Shavkat Mirzijaev, más de veinte de los 34 presos políticos fueron puestos en libertad, incluyendo activistas de derechos humanos y periodistas como Muhammad Bekjanov, director y co-acusado de Ruzimuradov, publicado el año pasado. 

Bekjanov y Ruzimuradov estaban en el exilio en Ucrania en 1999 cuando fueron capturados por la policía secreta de los uzbekos, repatriados y torturados -en el avión de retorno - y, finalmente, condenados a 15 años. Posteriormente, la pena se extendió sobre la base de presuntas violaciones de las normas penitenciarias. Son, sin embargo, todavía muchos, recordó Steve Swerdlow, de Human Rights Watch, "los activistas, periodistas y otros oponentes aún tras las rejas, además de los miles de presos encarcelados únicamente por practicar el Islam fuera de los estrechos límites aceptados por el gobierno".

Con información de Repubblica

 

M Sagnelli

Co Editor Web Vanguardia