Notimex
Destaca el senador Carlos Navarrete que si PRI y PAN excluyen al partido habrá consecuencias lamentables; pide a Hacienda y al Ejecutivo no sumarse a la medida
El senador Carlos Navarrete advirtió que si las bancadas del PRI y PANen San Lázaro excluyen a los gobiernos perredistas de la distribuciónde recursos del Presupuesto de Egresos, habrá consecuencias muylamentables.

En entrevista el líder de los senadores del PRD indicó que esto es unarepresalia en contra del partido del sol azteca, por haber votado encontra del paquete fiscal y la Ley de Ingresos 2010 en el Senado y laCámara de Diputados.

Sin embargo, advirtió, de concretarse ese acuerdo entre el PRI y PAN"se rompería la convivencia plural en las dos Cámaras y traería gravesconsecuencias muy lamentables en los demás temas que debe discutir elCongreso de la Unión" .

Pareciera que el Presupuesto de Egresos "es un gran pastel en el quesólo tienen derechos a la distribución de recursos federales losgobernadores y presidentes municipales emanados del PRI y PAN" ,subrayó Navarrete.

Afirmó que los dos partidos argumentan que como la izquierda no votó afavor del paquete fiscal, ahora el gasto sólo será aprobado para losgobernantes del PRI y PAN, lo que es un argumento inaceptable desdetodo punto de vista.

Navarrete aseguró que ello sentará un precedente que descompondría lasrelaciones legislativas en el Senado y la Cámara de Diputados, ytendría incalculables consecuencias.

Por eso, el legislador del PRD por Guanajuato hizo un llamado al PRI yPAN para que "no cometan el error de fracturar la convivencia políticay legislativa" .

Por lo cual, exhortó a la Secretaría de Hacienda y al Ejecutivo a no sumarse a esa medida.

"Sería pretender utilizar el Presupuesto de Egresos como un instrumentode presión para doblegar a la izquierda, lo que traería gravesrepercusiones" , insistió el también presidente de la Mesa Directivadel Senado.

Navarrete fue entrevistado al arribar al aeropuerto de Saint John,donde esta tarde dará inicio la XVI Reunión InterparlamentariaMéxico-Canadá, cuyos trabajos se trasladarán a Ottawa.