Juan Francisco Valdés
Saltillo, Coah.- Hasta el momento la Delegación Sureste de la Procuraduría General de Justicia (PGJE), no ha recibido ninguna denuncia relacionada con el robo de 5 mil dólares, que ocurrió en un fatal accidente automovilístico registrado el 29 de septiembre en la carretera a Zacatecas.
Fuentes de la agencia receptora de denuncias revelaron que ningún integrante de la familia Almanza Hernández se ha presentado a denunciar el acto, donde estuvieron presentes elementos de las fuerzas federales de la PFP.

El señor Aníbal Almanza aseguró que cuando sus familiares se trasladaban al municipio de Xóchitl, Durango, en un vagón Econolite, les fueron robados artículos de electrónica y el dinero en efectivo.

Cuando circulaba por la carretera a Zacatecas a la altura del Ejido Puerto Piñones sufrieron una volcadura por el exceso de velocidad en que se desplazaban.

En el lugar fallecieron Andrés Cisneros García y Agustín Montes, de 66 y 70 años de edad, quienes eran originarios de Fort Work, Texas y días después le fue declarada muerte cerebral al menor José Eduardo quien contaba con 3 años de edad.

El denunciante através de este medio calificó como "abusones" a los policías de la Fuerzas Federales y de la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO), quienes llegaron al lugar a brindar los primeros auxilios.

Será el consulado americano con sede en la ciudad de Monterrey la encargada de enviar oficios a las autoridades ministeriales para que inicien las investigaciones correspondientes.