LA JORNADA
México, D.F. .- "Las puertas no están cerradas para nadie", aseguró el seleccionador nacional Hugo Sánchez, pero advirtió que si los jóvenes están al nivel de los veteranos, los primeros tendrán preferencia rumbo al Mundial de Sudáfrica 2010.
"Lo que se busca es que si hay nivel de calidad y talento similar entre uno que tiene 34-35 años y uno de veintitantos, es más probable que éste llegue a la próxima Copa del Mundo con mejor fuerza o mayor capacidad física, táctica y psicológica.

"Indudablemente se le darán más minutos y oportunidades a ese con igual capacidad y talento que al que ya está cuesta abajo en su carrera.

"Pero no hay puertas cerradas, porque si hay un jugador de experiencia que en ese momento se necesita y está mejor que el joven, tomaremos al que mejor esté", expresó el Pentapichichi a la estación radiofónica Estadio W.

Aseguró que le preocupa tener un equipo fuerte para las eliminatorias y recordó que cuando se inició en el Tri "me apoyé en jugadores experimentados" y en los que había dirigido en Pumas y Necaxa, pero "poco a poco han estado quedándose quienes lo merecen y los que tienen la ilusión de permanecer".

Aclaró que la prioridad no es el torneo preolímpico ni los juegos de Pekín, sino el Mundial 2010. "Son intermedios de algo que es un objetivo y la meta es conseguir el mejor lugar en la Copa del Mundo. Es el evento de mayor trascendencia e importancia y con ese punto de vista estamos trabajando", precisó.

Sánchez Márquez rechazó dar una calificación al año que lleva al frente de la selección, porque "cada vez que hablo de números, lo digo de gracia o por tener sentido del humor y de ahí se agarran hasta expertos filosóficos de la letra.

"El otro día lo dije en broma (cuando se valoró con un 10), pero hasta me están quitando el sentido del humor.

"La gente que me conoce -añadió- sabe que me gusta estar haciendo bromas de vez en cuando, hasta albures. Me causa muchísima gracia y es una cosa muy mexicana, pero prefiero mejor no decirlo, sino que sigamos mejorando para llegar al nivel que se pretende."

En otro tema, aseguró que "ya me estoy mentalizando" para no contar con Andrés Guardado, Carlos Vela y Giovani dos Santos en el preolímpico, ya que sus respectivos clubes no los prestarán por no ser fecha FIFA.

"Lamentablemente, el Comité Olímpico Internacional está en guerra deportiva con la FIFA", planteó el técnico, y mencionó que el organismo rector del balompié internacional busca que "el futbol en una olimpiada no tenga un nivel tan importante como en una Copa del Mundo.

"Entonces esa guerra de intereses nos perjudica porque no podemos contar con esos tres jugadores."

Espera realizar una concentración "un poco larga" rumbo al preolímpico, que sería de fines de enero a mediados de marzo. "Es algo que merece la pena, son muy importantes los Juegos Olímpicos, pero también hace falta preparación".