Foto: Vanguardia/ Francisco Rodríguez
Francisco Rodríguez
Mitzi y Nitza Alvarado son gemelas pero no tienen a quien entregarle un regalo en éste día de las madres
México.- Mitzi y Nitza Alvarado son gemelas pero no tienen a quien entregarle un regalo en éste día de las madres. Su mamá Nitza Paola Alvarado Espinoza desapareció el 29 de diciembre de 2009 en el ejido Benito Juárez, en Chihuahua. Lo último que les dijo fue "ahorita regreso". Y no regresó.

"Estábamos en una reunión familiar cuando llegó un tío, le pidió un raid y llegando a la casa de la suegra, llegó el ejército y se los llevó, luego fueron con mi prima y también se la llevaron", cuenta Mitzi a Vanguardia a un lado del Angel de la Independencia, al término de la marcha por la Dignidad Nacional. 

Su madre era madre soltera. Cariñosa, apegada a las gemelas y a otra hija de 14 años. Desde entonces viven con su tía María de Jesús, que las acompaña desde Chihuahua a esta marcha nacional. 



"Siempre andábamos juntas, nos daba los buenos días, nos íbamos de vacaciones, nos llevaba a la escuela, siempre contábamos con ella, era muy amigable, muy cariñosa", narra Nitza. 



A sus 17 años, las gemelas ya son todas unas expertas en dar entrevistas. Medios nacionales e internacionales las abordan y permanecen frías, de momento sueltan una risa aún de niñas. Los labios de ambas lucen con el mismo tono rosa brilloso. A veces sonríen y pestañean poco. Son duras pero sus palabras reflejan el camino de estos meses:

"Ha sido muy mal, nos ha afectado mucho; cambiamos de escuela, de familia, nos mudamos de ciudad. A nuestra hermana le ha afectado muchísimo. Éramos bien apegadas, ha sido muy difícil".

El 10 de mayo, antes de la desaparición de su mamá, las gemelas solían prepararle una cena o llevarle un arreglo floral. Por eso, el regalo que quieren las niñas es que su madre regrese, porque, dicen, ya se hartaron de las largas.