Ginebra.- La Organización Mundial de Salud (OMS) no detectó ninguna reacción anormal tras la vacunación con el preparado contra la gripe A (H1N1), aseguró hoy el asesor especial de la OMS en materia de gripe pandémica, Keiji Fukuda, en Ginebra.

Tampoco los recientes casos registrados en Canadá sobre reacciones alérgicas tras la vacunación son preocupantes.

Tras la administración de 100 millones de dosis de vacunas en 40 países se presentaron en general sólo los efectos esperados, como el enrojecimiento de la piel en el lugar de la aplicación, indicó el experto.
Ginebra.- La Organización Mundial de Salud (OMS) no detectó ninguna reacción anormal tras la vacunación con el preparado contra la gripe A (H1N1), aseguró hoy el asesor especial de la OMS en materia de gripe pandémica, Keiji Fukuda, en Ginebra.

Tampoco los recientes casos registrados en Canadá sobre reacciones alérgicas tras la vacunación son preocupantes.

Tras la administración de 100 millones de dosis de vacunas en 40 países se presentaron en general sólo los efectos esperados, como el enrojecimiento de la piel en el lugar de la aplicación, indicó el experto.

"Hasta hoy no se descubrieron problemas de seguridad inusuales" con las vacunas.

Por otra parte, Fukuda consideró que son prematuras las informaciones que afirman que la ola de gripe en Estados Unidos alcanzó ya su punto culminante. No es inusual que tras una primera ola baje la cifra de contagios. Eso se debe, entre otros, a que tras un primer punto culminante hay cada vez más personas inmunes al virus.

"La actividad (de la gripe) es todavía muy grande en países del hemisferio norte", dijo el experto de la OMS. "Esta actividad continua se mantendrá al menos unas semanas más".

También se comprobó que, según los conocimientos actuales, ni aumentó la resistencia del virus a la vacuna ni se observaron mutaciones importantes en el microorganismo, añadió Fukuda.