Sally Aguayo/ El Guardián
Aún y cuando "La Masacre de Orica" cobró 29 muertos y más de 150 heridos, la Clínica 7 del IMSS se negó la tarde del lunes a atender a un fronterense, porque no es derechohabiente.
La indignación y molestia se hicieron presentes en Ernestina Flores Aragón, quien dijo que luego de que su marido Juan Francisco Sánchez Mata resultó lesionado, con diversas fracturas en mandíbula, costillas y brazos, el personal del nosocomio se negó a darle la atención médica.

"Doña Tina" afirmó que el domingo, cerca de las 20:00 horas, toda su familia regresaba de un día de campo en el Ejido Celemania, donde desde muy temprana hora acudieron en compañía de toda su familia, pues la tarde lo merecía.

Comentó que al caer el sol, ella y su marido llamaron a sus hijos y cuñados, quienes los habían acompañado, para que comenzaran a recoger las cosas y ya a bordo de la camioneta se dispusieron a regresa a ciudad Frontera.

"Todos veníamos en la vagoneta, estábamos bien cansados, de pronto vimos una humareda y los carros comenzaron a detenerse, no sabíamos por qué así que también nos detuvimos, mi marido se bajó y regresó a decirnos que había un choque y que decía la Cruz Roja que iba a estallar, y cuando íbamos bajando del carro se oyó la detonación", dijo la madre de familia.

VUELA

Las fuertes ondas hicieron que Sánchez Mata volara por los aires y al caer su rostro golpeó contra la cinta asfáltica, a la vez que se golpeaba contra unos vehículos que se encontraban estacionados.

"A mi marido lo atendieron muy rápido, se lo llevó la Cruz Roja, pero lo dejó en la misma institución, y hoy (ayer) lo trasladaron hasta aquí, sólo que los médicos se niegan a atenderlo, porque no tenemos seguro", dijo molesta doña Tina.

Y ante la negación del servicio médico, para su cónyuge, Ernestina Flores, demandó al Instituto Mexicano del Seguro Social, el que se cumpla con el apoyo que el Gobernador Humberto Moreira anunció, donde afirmó que cada uno de los lesionados serían respaldados con apoyo médico, aun y cuando estos carecieran de el.