Universal,
México.- El Consejo Coordinador Empresarial exigió a la secretaria de Energía, Georgina Kessel, que no se considere un aumento al presupuesto de Petróleos Mexicanos mientras no exista transparencia, rendición de cuentas, eficiencia y un incremento sustancial en la producción de la empresa.
Durante una reunión privada de trabajo en el Club de Industriales, la funcionaria informó a los hombres de negocios que la paraestatal registra un alto grado de deterioro y las reservas de petróleo se agotan.

Luego de conocer estos y otros datos no revelados a los medios de comunicación, los empresarios propusieron instrumentar un programa de auditoría que garantice transparencia, rendición de cuentas y certeza sobre el destino de los recursos que se entregan a la paraestatal.

En entrevista al término de la reunión, el presidente del CCE, Armando Paredes, informó que durante el encuentro sólo se habló de la situación de Pemex.

Dio a conocer que según datos de la Secretaría de Energía, Pemex cayó del quinto al quinceavo lugar en la lista de las compañías petroleras más importantes del mundo, por ello se tiene mucho qué hacer para recuperar los procesos de eficiencia de la empresa.

Según Paredes, no se habló sobre el proyecto de reforma energética, ni sobre cuándo será presentado al Congreso, o de las oportunidades de inversión que podrían abrirse para el sector privado.

Claudio X. González, presidente del Consejo Mexicano de Hombres de Negocios, comentó que la crisis de Pemex se refleja en menor producción y creciente importación de productos petrolíferos refinados, lo cual es preocupante porque en poco tiempo podría no haber hidrocarburos para el desarrollo del país.

Así, los empresarios destacaron que la secretaria de Energía anunció la creación de un comité de auditoría independiente que analizará los estados financieros de la petrolera, esto, como muestra de la voluntad del Gobierno para restablecer la transparencia y la rendición de cuentas en la empresa.

Inquietud empresarial

El sector privado está inquieto y preocupado respecto al declive en la producción de Pemex, tal como lo confirmó la secretaria de Energía, recalcó Ricardo González Sada, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana.

Los empresarios, añadió, tienen mucho interés en conocer cuál es la perspectiva, ya que, según algunos datos se requieren cuantiosas inversiones "que no dan fruto de la noche a la mañana" para revertir la caída de la producción, pues necesitan un tiempo de maduración.

Gozález Sada abundó: "La visión que tenemos es que antes de que se asignen más recursos de los contribuyentes a Pemex, debe haber una transformación de la paraestatal hacia una empresa más transparente, que rinda cuentas e informe cómo se están usando los recursos, que se comprometa a mejorar los índices de productividad y de eficiencia".

No podemos pensar en asignarle más recursos a una empresa sin que antes se transparente, rinda cuentas y nos dé la seguridad de que las inversiones se van a hacer de una manera efectiva en proyectos que realmente van a venir a mejorar su capacidad de producción y sin que haya una mejora en la productividad y en la producción de petróleo".

Y parano dejar dudas de la posición del sector privado al respecto, el dirigente del sindicato patronal añadió que sería un grave error del Congreso o del Gobierno Federal, asignar más recursos a Pemex sin que antes se transparente.

En su opinión, es necesario que el Ejecutivo y el Legislativo trabajen juntos en una reforma energética que esté vinculada a la reforma fiscal a efecto de mejorar la situación financiera de la paraestatal y abrirla a la participación del capital privado sin que ello signifique la venta o privatización de la misma.