La Jornada
La auditoría refirió que hasta 1988, Pemex contaba con oficinas de representación en Londres, Madrid, Nueva York y Houston, pero entonces decidió constituir empresas de servicios y tenedoras de acciones y hasta 1993 constituyó once, todas a partir de PMI, y que en su conjunto conforman el denominado Grupo PMI.
México, D.F..- La Auditoría Superior de la Federación (ASF) concluyó que si bien las empresas con que cuenta Petróleos Mexicanos (Pemex) para sus operaciones comerciales en el extranjero recibieron utilidades en 2007 por 25 mil 601 millones de pesos, éstas no se enteraron a la paraestatal ni mucho menos a Hacienda, gracias a que se trata de compañías no sujetas a control.

Se trata, explicó en la revisión de la cuenta pública de ese año, de compañías con un régimen sin rendición de cuentas, debido a sucesivos acuerdos desde que Pedro Aspe fue secretario de Programación en el último tramo del sexenio de Miguel de la Madrid, y después como titular de Hacienda en el de Carlos Salinas, que les permiten operar con un carácter privado a pesar de que reciben y manejan recursos públicos.

Asimismo, la auditoría reveló que en el mismo año Pemex Comercio Internacional (PMI-CIM) adquirió en el extranjero 103 millones 157 mil barriles de gasolina que no pudo producir México, y cuyo origen es de 28 países, principalmente de Estados Unidos, donde se adquirió el 41.8 por ciento de los combustibles.

La auditoría refirió que hasta 1988, Pemex contaba con oficinas de representación en Londres, Madrid, Nueva York y Houston, pero entonces decidió constituir empresas de servicios y tenedoras de acciones y hasta 1993 constituyó once, todas a partir de PMI, y que en su conjunto conforman el denominado Grupo PMI.

De éstas, dos son tenedoras: PMI Holdings B.V y PMI Holdings N.V. Cuatro, son comercializadoras: PMI Comercio Internacional, PMI Trading Ltd., PMI Norteamérica (o PMI NASA), y PMI Marine. Y cinco de servicios: PMI Services North America, Pemex Services Europe, Pemex Internacional España, PMI Holdings North America, y PMI Services B.V.

La auditoría señala que la `'característica común de estas empresas es que todas son propiedad directa o indirecta de Pemex, de sus organismos subsidiarios o de algunas de esas mismas empresas filiales que tienen la función de tenedoras, situación por la que, al conjunto de las mismas, no puede considerársele como un grupo empresarial en los términos de la legislación y normatividad mercantil, fiscal o contable mexicana''.

Además, por sus características, todas son empresas con un solo nombre, operan sin personal, y los funcionarios que intervienen en su operación forman parte de la paraestatal y toman decisiones en materia comercial financiera y auxilian al denominado Grupo PMI `'en la implementación más flexible y especializada de sus diveras estrategias de comercialización de crudo''.

En PMI-CIM, Pemex cuenta con el 98.3346 por ciento de las acciones, el Banco Mexicano de Comercio Exterior (Bancomext) con el 1.6653, y la Secretaría de Energía con el 0.0001 por cierto, de acuerdo a los estados financieros al 31 de diciembre de 2007 a los que tuvo acceso la ASF.

Las otras empresas para su constitución recibieron recursos de la petrolera, y el órgano fiscalizador señaló que a partir de la revisión de la participación accionaria `'se constató que Pemex, directa o indirectamente, fue el accionista mayoritario de las empresas que en 2007 integraron el denominado Grupo PMI).

En su auditoría sobre la importación de gasolina de Pemex, la auditoría reveló que en el sexenio de Vicente Fox se hizo un cambio importante en la operación de una de las principales empresas, PMI Holdings N.V, constituida por Pemex en julio de 1988, con sede en Curazao, bajo las leyes de Antillas Holandesas, con un capital de 23 millones 250 mil pesos, para poseer y administrar las inversiones accionarias de la petrolera en Holanda.

Sin embargo, en el quinto año de gobierno de Vicente Fox, el 23 de diciembre de 2005, cambió de domicilio y de nacionalidad, a España, y a partir de entonces se denomina PMI Holdings Petróleos España.

La auditoría resaltó que para evitar el pago de utilidades, en julio de 1991 el gobierno de Carlos Salinas se modificó el estatus de las acciones serie B de PMI Trading --que recibirían utilidades de los excedentes de las serie A-, a acciones ordinarias serie A.

Pemex justificó a la ASF que los estatutos de PMI-CIM prevén la posibilidad de retener utilidades `'por conceptos de reserva legal y fondos para reservas'' y que debido a los altos precios del petróleo, las empresas del grupo `'requirieron un mayor capital de trabajo'' y por tanto no reportó las utilidades.