Chile aprueba despenalización del aborto hasta las 14 semanas

Noticias
/ 28 septiembre 2021

Previo a la aprobación, en Chile únicamente se podía abortar bajo tres supuestos que violentaban la integridad de la mujer

Con 75 votos a favor, 68 en contra y dos abstenciones la Cámara de Diputados de Chile ratificó una reforma a su Código Penal, con la que se busca librar de sanciones a las mujeres que llevan a cabo una interrupción voluntaria del embarazo hasta cumplir las 14 semanas de gestación.

En el país andino, previo a la aprobación mencionada, únicamente era legal abortar bajo los tres siguientes supuestos: inviabilidad fetal, violación o riesgo de la vida de la madre. En caso de que no se cumplieran algunas de tales causales, la acción de abortar sería penalizada con hasta cinco años de prisión.

Ante la aprobación a la reforma de su Código Penal la Cámara de Diputados aún debe concretar el artículo de la iniciativa para posteriormente darle paso al Senado.

Relacionado: Suprema Corte invalida objeción de conciencia en la Ley General de Salud

Este proyecto haría que el aborto no fuera punible, no obstante no se garantizaría como un derecho libre y gratuito ya que para que un proyecto de ley pueda incurrir en gastos en Chile debe contar con el apoyo de su Gobierno, el cual se ha postrado en contra de la norma.

El aborto legal aprobado en Chile se suma a la reivindicación histórica de las colectivas feministas en América Latina, donde países como México, Argentina, Cuba, Uruguay y Guyana se han sumado a la despenalización.

Te puede interesar: AMLO evita hablar sobre objeción de conciencia; ‘no me estoy lavando las manos’, aclara

De acuerdo con varios medios locales, hasta 2017 se realizaban cerca de 70 mil abortos anuales en Chile, todos ellos en calidad de clandestinos.

A lo largo de este martes 28 de septiembre las mujeres de Chile se manifiestan en diferentes puntos de su país con el motivo del Día de Acción Global por un aborto legal y seguro, pues esta medida sólo se realizaba bajo los supuestos mencionados, a partir de 2017.

Antes de dicha fecha la interrupción voluntaria del embarazo estaba completamente penalizada, debido a un establecimiento de la dictadura de Augusto Pinochet.