FGJ-CDMX investiga retiro de 52 mdp de empresa fantasma ligada a exfuncionario de EPN

Noticias
/ 17 septiembre 2021

Alfonso Gamboa, un exfuncionario de la Secretaría de Hacienda en el sexenio de Peña Nieto, lavó dinero y ocultó una riqueza que no correspondía con los ingresos que declaraba

La Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México investiga el retiro de 52 millones de pesos de las cuentas bancarias de una empresa fachada que Alfonso Isaac Gamboa Lozano, un alto exfuncionario de la Secretaría de Hacienda en el sexenio de Enrique Peña Nieto, utilizó para lavar dinero y ocultar una riqueza que no correspondía con los ingresos que declaraba.

El dinero se retiró en diferentes operaciones bancarias registradas antes y después del asesinato de Gamboa y cuatro miembros de su familia, el 21 de mayo de 2020 en un fraccionamiento de Temixco, Morelos.

La empresa es Unfigrad S.A. de C.V., razón social que investigó la Fiscalía General de la República (FGR) como parte de una red de empresas que lavaron dinero a escala internacional por 5 mil 800 millones de pesos entre 2014 y 2020.

Laura Patricia Aguilar Maya, fue quien presuntamente retiró el dinero, que no estaba autorizada para efectuar los movimientos y quien es identificada por las autoridades como prestanombres de la esposa (hoy viuda) de Isaac Gamboa, Bethzabee ‘N’, detenida en un penal estatal de Morelos por su presunta participación en el multihomicidio.

Aguilar Maya, junto con Bethzabee y otras 19 personas físicas y morales, es investigada por la FGR por presunto lavado de dinero y evasión fiscal.

El robo de recursos a Unfigrad se denunció el 3 de septiembre de 2020 ante la FGJ-CDMX por la actual administradora única de la empresa, una pariente política de Gamboa, según confirmó Animal Político.

Su nombre se mantiene en reserva por formar parte de la investigación ministerial que tiene abierta la FGR en contra de esa razón social, considerada por autoridades de Hacienda como empresa fantasma.

La extracción de dinero de Unfigrad comenzó en febrero de 2020 y continuó hasta agosto, es decir, meses después del asesinato de Gamboa y de la detención de Bethzabee ‘N’, quien, según la investigación de la UIF y la Procuraduría Fiscal, habría sido la principal beneficiaria de los negocios ilícitos del extitular de la Unidad de Política y Control Presupuestario (UPCP) de Hacienda.

En medio año se retiraron más de 52 mdp

En seis meses se retiraron 52 millones 625 mil 954 pesos de dos cuentas bancarias de Unfigrad en Scotiabank, según estados de cuenta incluidos en la denuncia.

El medio citado envió una solicitud de información al área de atención a medios de Scotiabank en la que se cuestionó si la institución financiera estaba al tanto de la denuncia y de la posible implicación de funcionarios bancarios.

La empresa se limitó a responder que no está autorizada para dar información sobre el caso de Unfigrad más que a los titulares de las cuentas y sus representantes, y destacó que el banco posee instrumentos de detección de lavado de dinero.

De acuerdo con la demanda por el presunto robo a las cuentas de Unfigrad, Aguilar Maya extrajo el dinero mediante cobros de cheques en efectivo en ventanilla y transferencias interbancarias.

Entre febrero y abril de 2020, los retiros sumaron 19 millones 743 mil pesos; en mayo, el mes en que se cometió el asesinato de la familia Gamboa, se extrajeron 20 millones 511 mil pesos; y entre junio y agosto fueron retirados 14 millones 071 mil pesos.

La supuesta prestanombres de Bethzabee ‘N’ constituyó dicha razón social el 18 de enero de 2016 ante la Notaría 64 de Naucalpan, Estado de México, y fue su primera administradora única, según consta en el instrumento notarial en poder de este medio.

El socio de Aguilar Maya es Fernando López Medina; ambos aportaron un capital de 50 mil pesos, declararon ser modestos comerciantes de ropa y reportaron el mismo domicilio en la popular Unidad Habitacional Tabla Honda, en Naucalpan, Edomex.

El 14 de mayo de 2018, a tan solo unos meses de que concluyera el sexenio de Enrique Peña Nieto, ambos socios transfirieron sus acciones y poderes a dos parientes de Gamboa y Bethzabee ‘N’, de acuerdo con la documentación notarial, de modo que la compañía quedó finalmente en poder de la familia.

Además, Aguilar Maya renunció al cargo de administradora única de la sociedad, por lo que, desde ese momento, perdió el poder legal sobre el patrimonio de la empresa, lo que incluye disponer de los fondos depositados en sus cuentas bancarias.

La ahora imputada, Laura Patricia Aguilar Maya, sin tener el carácter de administrador único de la persona moral Unfigrad S.A. de C.V. (ya que a partir del 14 de mayo de 2018 dicho cargo lo ejerce la suscrita denunciante), realizó diversas disposiciones de dinero (...) propiedad de la persona moral que represento, aprovechándose de que ella era quien había aperturado las cuentas en la institución bancaria, y que por ello su firma estaba autorizada para todo tipo de transacción bancaria, lo que hizo aún a sabiendas de que ya no tenía el carácter de administradora única”, señala la denuncia.

“Estimo que la ahora imputada, mediante las disposiciones bancarias, transferencias bancarias, pago de cheques, pago de créditos y pago de servicios que se contienen en los estados de cuenta que adjunto al presente escrito, se apoderó, sin derecho y sin consentimiento, de diversas cantidades de dinero propiedad de la persona moral que represento”.

(Tomada de Regeneración)