Las enfermedades de transmisión sexual alcanzan récord histórico en California

Internacional
/ 7 junio 2018

Lejos de ser un problema local, las ETS se han incrementado dramáticamente en todo el país, lo que se atribuye al cierre de clínicas y la falta de fondos para programas de prevención. De no ser tratadas a tiempo estas infecciones pueden traer graves secuelas. Explicamos cómo reconocerlas

Más de 300,000 casos de clamidia, gonorrea y sífilis se registraron en California durante 2017, alcanzando un máximo nunca antes visto por tercer año consecutivo. Data oficial del Departamento de Salud Pública de ese estado revela que hubo un repunte de 45% con respecto a 2012.

Se trata de una problemática nacional: en 2016 EEUU registró el mayor número de casos de clamidia, gonorrea y sífilis en su historia con más de 2 millones de diagnósticos de esas tres enfermedades de transmisión sexual (ETS). Todavía no se han divulgado las estadísticas correspondientes a 2017 que estarán disponibles hacia finales de año.

En California, la gonorrea y la clamidia son más frecuentes en personas menores de 30 años, y la prevalencia de esta última es mayor en mujeres. Si no se recibe tratamiento, pueden acarrear infertilidad, embarazos ectópicos y dolor pélvico crónico. La sífilis, por su parte, puede causar ceguera, problemas de visión y fallas neurológicas.

Uno de los datos que más ha alarmado a las autoridades californianas es la cantidad de bebés que han nacido muertos como consecuencia de la sífilis congénita: 30 en un solo año –la mayor cifra que se había reportado desde 1995–. En el condado de Los Ángeles, los casos de bebés que nacen muertos por esta causa pasaron de 8 en 2013, a 47 en 2017.

Esto da cuenta de fallas importantes en la atención prenatal, pues basta una simple prueba de ETS y un tratamiento oportuno con antibiótico para prevenir la sífilis congénita.

"Que California tenga este aumento de sífilis congénita es algo vergonzoso. Hemos sabido cómo controlar la sífilis desde principios de 1900. Verla regresar de este modo es una señal de fracaso de la salud pública", declaró Jeffrey Klausner, profesor de medicina de la Universidad de California, al diario The Washington Post.

El experto atribuye esta tendencia a recortes de fondos que han impulsado el cierre de clínicas y de programas educativos que ayudaban a crear conciencia sobre estas condiciones tan estigmatizadas.

"Cualquier persona que está teniendo relaciones sexuales puede contraer una enfermedad de transmisión sexual, no importa quién seas, de dónde eres, o cuántas parejas has tenido", explicó a Univision Noticias Kathleen Raquel Page, directora del Center for Health and Opportunity for Latinos y jefa de servicios clínicos (ETS/HIV/HCV/TB) del Departamento de Salud de Baltimore.

Tanto la sífilis, como la gonorrea y la clamidia se transmiten por vía oral, vaginal, anal o durante el parto. Por lo general, suelen ser controlables si se recibe tratamiento con antibióticos a tiempo, aunque se han vistos casos de gonorrea que no responden al tratamiento.

La clamidia se es conocida como una infección silenciosa ya que no presenta síntomas lo que dificulta el acceso al tratamiento. De ahí la importancia a que las mujeres y hombres se hagan despistajes regularmente.

La gonorrea puede producir síntomas como ardor al orinar y secreciones.

La más grave de las tres es la sífilis que puede afectar el cerebro, corazón y otros órganos. Sus síntomas incluyen urticarias de la piel, llagas, fiebre, inflamación de los ganglios, dolor de garganta o de cabeza, malestar general y dolores musculares.

Según un reporte de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades elaborado en 2015, la frecuencia de casos clamidia, sífilis y gonorrea en latinos duplicó o superó por más de la mitad a la de las personas blancas.

Si eres sexualmente activo(a) no dejes de hacerte despistajes de ETS regularmente. Si no tienes seguro médico hay varios recursos disponibles que puedes aprovechar.