Te quedan artículos gratis este mes, para seguir leyendo...
Regístrate | Login

Van por delitos transfronterizos con nuevo acuerdo México - EU

Noticias
/ 17 octubre 2021

El subsecretario de Seguridad Pública, Ricardo Mejía Berdeja, da detalles de los objetivos del ‘Entendimiento Bicentenario’, acuerdo para combatir los delitos entre México y EU

En México la decisión es firme y está tomada, la nueva relación con Estados Unidos llamada “Entendimiento Bicentenario”, representa el compromiso de ambas naciones por combatir los delitos transfronterizos, pero hay una premisa que este país tiene y de la cual hace eco el subsecretario de Seguridad Pública federal, Ricardo Mejía Berdeja: “más armas en México es igual a más droga en los Estados Unidos”.

La atención del nuevo acuerdo entre México y Estados Unidos, el cual sustituye a la anterior Iniciativa Mérida, es porque se combatirá el tráfico de armas en ambos lados de la frontera, por eso el subsecretario de Seguridad advierte en síntesis que si las armas siguen entrando a México, entonces la droga seguirá llegando a Norteamérica.

Ricardo Mejía Berdeja, coahuilense de nacimiento, dio una entrevista exclusiva a VANGUARDIA en el marco de los acuerdos del “Entendimiento Bicentenario”, y habló entre otras cosas de por qué la Marina se hizo cargo de los puertos y la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) de las aduanas, del litigio que México interpuso por el tráfico de armas, así como el objetivo de desmantelar redes criminales en ambos lados de la frontera.

ADIÓS INICIATIVA MÉRIDA

“Este acuerdo viene a sustituir lo que fue Iniciativa Mérida, la cual se dio a conocer en el 2008 y fungía como modelo de cooperación que había imperado desde ese año. En México consideramos que ese modelo estaba agotado y que era importante llegar a un nuevo entendimiento a efecto de trabajar los nuevos temas de seguridad que inciden en la relación bilateral, pero con un enfoque de corresponsabilidad, de cooperación y de trabajo compartido, y no unilateral en donde EU apoye con fondos, pero sin papel activo en su país”, dijo el subsecretario.

Por ejemplo, en el tráfico de armas, que es importante para México, ahora es uno de los puntos que se pudo acordar e incluirlo en una agenda bilateral, bajo un entendimiento, que tiene como ejes la seguridad pública, salud y comunidades seguras.

Anteriormente, Estados Unidos apoyaba con fondos y supervisaba el trabajo, pero a México ahora le preocupa más, explicó el funcionario federal, que en lugar de que nos apoyen con armamento, que no lleguen más armas.

“Nos ayuda más”, dijo Mejía Berdeja, “que ellos ayuden a frenar el tráfico de armas a que apoyen con armas a las corporaciones mexicanas. Lo que queremos es que en su propio territorio realicen una serie de acciones que nos permitan, entre todos, abatir el problema de la delincuencia transfronteriza. El modelo es de trabajo corresponsable y compartido”.

ADUANAS Y PUERTOS,

CON CONTROL MILITAR

La siguiente parte después del acuerdo es asumir tareas comunes, crear grupos de trabajo y tener un memorándum de entendimiento para atender la problemática compartida.

Dijo que en el caso de México, para evitar el tráfico de armas y conscientes de la corrupción existente, las aduanas están a cargo de la Sedena y los puertos a cargo de la Marina.

“Efectivamente hay que desmantelar poderosas redes de corrupción y de delincuencia. Los decomisos que se han hecho son históricos. Se han metido controles por parte de Sedena, se ha removido y promovido personal. Es un tema estructural en el cual se está trabajando, todos los días hay decomisos de armas, dinero y drogas, pero evidentemente el poderío de este tipo de delincuencia es mucho”, señaló.

México tiene la intención de que también Estados Unidos haga investigaciones para ubicar a las armerías que venden armas a traficantes, sin meternos a la posesión de armas de los civiles porque allá es otra legislación, pero sí a trabajar en contra del tráfico.

“No olvidemos que México ya interpuso un litigio internacional en el tema de armas. Ahora se plantea un grupo bilateral para enfrentar el tráfico con judicialización de casos, y la idea es ampliar capacitación, personal e intercambio de información, además de mejorar los laboratorios de balística para procesar más de 80 mil armas que han sido incautadas en México”. explicó.

NO AL TRÁFICO DE

ARMAS A MÉXICO

Para México, de acuerdo con el subsecretario, el hecho de que Estados Unidos acepte hablar del tráfico de armas es un logro, porque antes era un tema tabú y desde agosto de 2019, cuando empezaron las negociaciones, se empezó a aceptar.

Si para Estados Unidos el tema más importante es evitar que siga llegando droga a su territorio, para México es que no sigan llegando armas, y de eso se trata el Entendimiento Bicentenario.

El subsecretario reconoció que antes había una relación de subordinación de México, porque Estados Unidos tenía un enfoque de entregar dinero y supervisar las acciones. “Ahora es una relación de países soberanos que compartimos una frontera común con problemáticas comunes y buscamos una corresponsabilidad y grupos de trabajo”.

En el tema de salud, que es parte del Entendimiento, está la reducción del consumo de drogas y el combate a las adicciones, por eso un instrumento será un memorándum de entendimiento para reducir el consumo y daños asociados a las drogas.

ATACAR LA DEMANDA DE DROGAS

“Necesitamos no sólo combatir en términos criminales el problema del narcotráfico, sino también atacar la demanda, a partir de incidir en las adicciones y la reducción del consumo”, dijo Mejía.

De acuerdo con el subsecretario, la administración de Andrés Manuel López Obrador prácticamente canceló los apoyos y beneficios de Iniciativa Mérida, sin embargo entidades y municipios hacían trámites para obtener recursos de manera directa, además hay aún vigencia en compromisos multianuales.

Para evitar la subordinación, de acuerdo con Mejía, el Gobierno Federal actual prácticamente no ha aceptado dinero de Iniciativa Mérida, aunque no especificó cuánto no o cuánto sí, así como el destino.

Lo que sí reconoció Mejía es que México está pidiendo a Estados Unidos invertir para detener el flujo migratorio en Centroamérica, pero Estados Unidos ejercería el recurso, no México.

Al mes de octubre, la Iniciativa Mérida, habría desembolsado 3 mil 300 millones de dólares en apoyo a México para asistencia militar y asesorías, sin embargo el desglose se desconoce.

Sin embargo, al iniciarse el Entendimiento Bicentenario, aún no existen montos de inversión, ni de una ni de otra parte, y esto se concretará una vez que sesione un Comité.

PREOCUPAN DROGAS SINTÉTICAS

Se contempla la creación de una red para la prevención de homicidios, un programa de contenedores para las aduanas marítimas, rastreo de armas, grupo binacional para ciberseguridad y profundizar en lavado de dinero, además se luchará con intensidad contra quienes producen drogas sintéticas como el fentanilo, las metanfetaminas, pero también contra quienes envían los precursores químicos.

Sobre el cuestionamiento de que Estados Unidos no reconoce cárteles en Estados Unidos, y para las autoridades sólo hay cárteles mexicanos que operan en aquel país, Mejía Berdeja dijo que “paulatinamente, aunque se resistan a calificar a los grupos criminales que existen en Estados Unidos como cárteles u organizaciones delictivas en forma, lo cierto es que son redes criminales que operan toda la logística de distribución de drogas y narcomenudeo”.

México está en la posición de que en Estados Unidos no sólo hay problema de pandillas, sino también de cárteles del otro lado de la frontera, porque implica una logística.

“Por eso se habla en el Entendimiento Bicentenario de prevenir la delincuencia transfronteriza y de atacar las redes y canales de distribución, tanto a la logística como a las personas que lo hacen como a las finanzas, y esto sí es un punto importante. Ya ellos (Estados Unidos) aceptan que hay actividades delictivas vinculadas al narcotráfico en su territorio”.

Explicó que la estrategia de “abrazos no balazos”, por la cual ha sido criticado el Presidente de México, la ha explicado la secretaria Rosa Isela Rodríguez, y abrazos no balazos, no significa que las autoridades estén de brazos cruzados.

DELITOS A LA BAJA

También reveló que si bien hay mayores recursos destinados a programas sociales, es precisamente porque los grupos criminales en esas zonas tienen mayor presencia.

Además, el subsecretario dijo que hay delitos que en esta administración van a la baja como secuestro con un 60 por ciento, robo de vehículos con tendencia a la baja, lo mismo que a casa habitación y negocio, sin embargo en homicidios se sigue trabajando y a partir de 2019 se logró contener este delito.

Mejía señaló que el convenio con Estados Unidos ayudará a reducir la violencia en México, pero este Gobierno también tiene su propia estrategia, sin embargo disminuir el tráfico de armas y afectar las finanzas de los cárteles de manera transnacional sí tendrá incidencia.

Actualmente el 70 por ciento de las armas que participan en delitos como homicidios y otros provienen de los Estados Unidos, por eso la meta es reducir el tráfico.

NORESTE CON MENOS INCIDENCIA

Al hablar del Noreste de México -Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas-, el subsecretario dijo que es una región en la cual los homicidios dolosos tiene menor incidencia que otras regiones, porque la mitad de estos delitos están en Guanajuato, Baja California, Michoacán, Jalisco, Estado de México y Chihuahua.

Sin embargo hay retos importantes en materia de seguridad y por eso se reforzaron las fronteras en Tamaulipas, porque ahí se asientan dos grupos criminales con diferentes corrientes.

El Ejército ha ido desmantelando al Cártel del Golfo y al Cártel del Noreste, que son los herederos de lo que fueron Los Zetas “de triste memoria en toda la región, con problemas fuertes en Tamaulipas, Nuevo León y Coahuila”.

Estos grupos quieren seguir expandiéndose y representan un riesgo permanente, porque en materia de seguridad nunca hay que bajar la guardia y nunca se puede considerar que los fenómenos delictivos se extirparon.

“Lo hemos visto en Coahuila, con algunas incursiones que ha habido en Villa Unión, Acuña, aprovechando las brechas para tratar de entrar al territorio, pero afortunadamente las fuerzas estatales y federales han atajado bien esta situación, pero el nivel de riesgo siempre está presente”, dijo.

COMPARTE ESTA NOTICIA

Newsletter

Suscríbete y recibe las noticias del día antes que nadie

Anuncio
Anuncio
Anuncio