Fuentes de la policía y los bomberos aseguraron que el azufre en suspensión sobre el cielo de Dunquerque no es tóxico ni presenta riesgos graves para la salud pero puede resultar irritante.
París, Francia.- Las autoridades de la región de Dunquerque (norte) han conminado a unas 80 mil personas a permanecer en sus casas "hasta nueva orden" debido a una nube de azufre provocada por un incendio en una empresa química de la zona.

Fuentes de la policía y los bomberos aseguraron que el azufre en suspensión sobre el cielo de Dunquerque no es tóxico ni presenta riesgos graves para la salud pero puede resultar irritante.

Por ello, las autoridades han hecho un llamamiento a la población para que no salga de sus casas y que mantengan las puertas y ventanas totalmente cerradas hasta que se disperse.

Los medios de comunicación locales informan de que son alrededor de 80 mil personas las afectadas por esta orden decretada a raíz del incendio declarado en una factoría de la zona industrial de Dunquerque durante la madrugada.