La película, de estreno mañana en EU, narra el viaje de un padre y su hijo durante varios meses por un mundo destrozado por un cataclismo que ha acabado con casi toda la civilización
El filme "The Road", basado fielmente en la post-apocalíptica novela homónima de Cormac McCarthy, ganadora del premio Pulitzer, extiende una invitación "a apreciar la vida", según dijo su protagonista, Viggo Mortensen.

La película, de estreno mañana en EU, narra el viaje de un padre y su hijo durante varios meses por un mundo destrozado por un cataclismo que ha acabado con casi toda la civilización y casi todas las formas de vida sobre la faz de la Tierra.

"Cuando vi la película por primera vez, me emocionó", confesó el actor estadounidense en un reducido encuentro en Los Angeles con medios en español, entre ellos Efe. "Me hizo sentir triste, pero al final te deja un poso de extraña alegría o felicidad. Hace que aprecies lo que tienes y mires la vida de otra manera", agregó.

Mortensen comentó que tuvo dudas a la hora de enfocar su papel, y temía que la película fuera a mostrar demasiado "sufrimiento" y no agradara al público.

"Tenía miedo por cómo expresar esas emociones de forma honesta, pero no sabía si iba a resultar una película aburrida o chata. La gente va al cine a pasarlo bien y disfrutar, pero me decidí porque aquí pasan muchas cosas y creo que hace reflexionar al espectador", manifestó.

El protagonista de la saga "The Lord of the Rings" ha esperado más de un año hasta el estreno de esta cinta, que en principio iba a llegar a las salas en noviembre de 2008, pero cree que la espera ha merecido la pena y que podría estar entre las candidatas al Oscar como mejor película.

"Es una película interactiva", sostuvo. "Te involucras y te afecta. Te puede gustar más o menos, pero te afecta de algún modo, a no ser que seas alguien tremendamente frío o cerrado. Te toca el corazón. Es creíble. Para mi fue un viaje fuerte", explicó.

Sobre la posibilidad de que su nombre figure entre los nominados a la estatuilla dorada de la Academia de Hollywood, declaró: "No sé si estaré, pero creo que 'The Road' puede estar entre las candidatas a mejor película".

"Es un filme único, hay que cuidarlo. La promoción y el dinero invertido dan resultado en eso. Una posible nominación haría que llegase a más gente. Pero creo que quedará en el recuerdo y que en 10, 20, o 30 años se seguirá alquilando y estudiando", declaró.

Dirigida por John Hillcoat, la cinta cuenta con la fotografía del español Javier Aguirresarobe, en su lanzamiento profesional en Hollywood, cuya labor no dejó de elogiar Mortensen.

"Javier se merece el Oscar", apuntó el actor. "Su trabajo fue fenomenal. Yo soy fotógrafo y disfrutaba al verlo. Su forma de hacer las cosas es a la antigua, no llama la atención. Por eso tal vez no lo premien, pero es capaz de lograr la credibilidad con una luz de vela o de un mechero", añadió.

El intérprete, relajado, hablando en español y descalzo, recordó las difíciles condiciones que sufrió el equipo de rodaje, relacionadas con el clima de estados como Pensilvania o Luisiana.

"Tuvimos todos los días un clima de mierda", dijo entre risas el actor. "Todo se filmó en paisajes destrozados, con cielos grises y luz natural. Hacía frío, todo estaba mojado, nevado, lloviendo... hacía malísimo, pero estábamos contentos porque así podíamos filmar", continuó.

También aludió a la suerte que tuvo el equipo de la película de encontrar al niño protagonista, el australiano Kodi Smit-McPhee.

"Nos tocó un genio. Le admiré muchísimo", afirmó Mortensen, quien recordó la gran relación que surgió con el joven intérprete. "Le enseñábamos cosas en español y hablaba como un argentino más. Era como un loro. En un paseo muy largo comenzó a decir que quería un 'choripán' -bocadillo de chorizo-", rememoró con una gran sonrisa el actor.

Mortensen también se refirió al reciente homenaje a su trayectoria profesional que recibió por parte del Festival de Cine del American Film Institute.

"Fue raro, un poco incómodo", confesó. "Les pregunté si ahora me tenía que retirar, porque no pienso hacerlo enseguida. Pienso que tampoco he trabajado tanto. Intento mejorar con cada rodaje y sigo avanzando y evolucionando", expresó el actor, quien no suele ver sus propias películas.

"En general no suelo ver la televisión, hago otras cosas. El fútbol sí, pero también en el ordenador. A veces si me topo con una película mía muy vieja sí que la veo, para acordarme de qué pasaba. Pero veo algunas cosas que me dan vergüenza", admitió.

Lo que no le dará vergüenza será subirse a las tablas en Madrid a partir de febrero con "Purgatorio", una obra de dos personajes del autor chileno Ariel Dorfman, en la que actuará junto a Emma Suárez.

"Me gusta cagarme vivo en el escenario", dijo Mortensen, quien concluyó su charla haciendo mención a su gran pasión: "¿Visteis? No dije nada sobre San Lorenzo", en alusión al equipo de fútbol de Argentina.