Universal
El gobernador Ulises Ruiz Ortiz negó la participación de las corporaciones policiales del estado en la detención o desaparición de los militantes del Ejército Popular Revolucionario (EPR), Gabriel Alberto Cruz Sánchez y Edmundo Reyes Amaya, "pues como se ha reiterado en innumerables ocasiones, jamás se propiciará ni permitirá, y mucho menos se justificarán, actos de esta naturaleza".
Oaxaca, Oax.- Pues, añadió, la administración estatal "los considera, además de ilegales, contrarios a toda ética y por lo tanto violatorios de los derechos humanos". En un comunicado, el Mandatario sostuvo que no existe en los archivos de la Procuraduría General de Justicia del Estado, ni de alguna otra dependencia, "alguna referencia a las citadas personas, que pudiera dar lugar a su detención, aprehensión, arresto o presentación, por lo que desmiente tajantemente cualquier versión en otro sentido".

Se sumó a las demandas de los familiares y de las organizaciones sociales que exigen la presentación inmediata de Cruz Sánchez y Reyes Amaya, "por parte de quien o quienes los tengan y en donde se encuentren, a fin de concluir esta situación de rumores y acusaciones infundadas".

Y puso a disposición de la PGR y de la CNDH, las instalaciones de las dependencias responsables de procuración e impartición de justicia, reclusorios y preventivos de corporaciones policiales del estado, "con el fin de constatar que las personas referidas no se encuentran detenidas, y nunca lo han estado en la entidad".