No nada más en Sinaloa y Puebla se cuecen habas, también los priístas dan de qué hablar en estados donde habrá elecciones en 4 de julio; la lucha de rudos contra rudos apenas comienza y se irá calentando...
Reporte Indigo
No nada más en Sinaloa y Puebla se cuecen habas, también los priístas dan de qué hablar en estados donde habrá elecciones en 4 de julio; la lucha de rudos contra rudos apenas comienza y se irá calentando...
En Oaxaca Eviel Pérez es el priísta y no presenta mayores credenciales académicas, pues cursa la Licenciatura en Administración de Empresas. Ha sido diputado federal en dos ocasiones, alcalde de Tuxtepec y secretario de Obras Públicas del estado.

Nació en Tuxtepec el 6 de junio de 1963 e inició su carrera política como miembro de la Unión de Camioneros de Tuxtepec y el Frente Juvenil Revolucionario del Comité Municipal del PRI.
Posteriormente participó en la campaña de José Murat por la gubernatura de Oaxaca.

En 2004, el gobernador Ulises Ruiz lo nombró director del Instituto de la Vivienda del Estado y luego secretario de Obras Públicas.

Mientras que el ex priísta es Gabino Cué, quien nació en Oaxaca, la ciudad capital, estudió economía en el Tecnológico de Monterrey. Después cursó el Doctorado en Hacienda y Economía en la Universidad Complutense de Madrid.

Estuvo en el equipo de Manuel Camacho y Marcelo Ebrard cuando el primero de ellos fue jefe de Gobierno del DF. Posteriormente fue secretario técnico del gobernador Diódoro Carrasco en Oaxaca.

Siguió trabajando con Carrasco cuando éste fue subsecretario de Gobierno cuando Francisco Labastida fue secretario de Gobernación. En ese período también fue secretario técnico, secretario particular del secretario y subsecretario de Comunicación Social.

Carrasco y Cué abandonaron el PRI cuando José Murat era gobernador de Oaxaca. Cué se afilió a Convergencia y fue elegido alcalde de la capital. Desde allí empezó a dar forma a su candidatura para contender por la gubernatura en 2004. Finalmente, perdió por un margen muy cerrado frente a Ulises Ruiz.

¿Por qué es PRI vs. PRI?

Ulises Ruiz se siente engrandecido después de lograr el carro completo en las elecciones federales de 2009, cuando literalmente aplastó a la oposición.

Se visualiza un escenario de conflicto postelectoral porque además de que las encuestas hablan de un empate técnico, se han generado hechos violentos por parte de ambos grupos: el de los priístas actuales y el de los ex priístas. El fin es el mismo, descalificar al adversario.

Es probable que se repita la historia de la elección que ganó Ulises Ruiz en 2004 con un estrecho margen de 2.6 por ciento (26 mil votos de ventaja).

Si surge un conflicto postelectoral, se pondrá a prueba la capacidad de presión-negociación de Los Pinos y Ulises Ruiz. Habrá que ver quién juega mejor sus cartas.

No hay que olvidar que los diputados federales que representan a Oaxaca apoyaron la iniciativa fiscal de Felipe Calderón con la condición de que el PAN no hiciera alianzas con el PRD en Oaxaca.

Ahora, los acuerdos y desacuerdos entre Calderón y Ulises Ruiz definirán el futuro de Oaxaca, donde el PAN aparecerá en las boletas, pero en realidad no compite.

Otro factor clave es que a pesar de que generalmente hay una alta participación de los votantes en la elección de gobernador, el PRI siempre se impone en las urnas.

Además, en Oaxaca se gesta una alianza para 2012. El encuentro de Manuel Camacho Solís con el delegado del PAN en la entidad, Javier Corral, empieza a gestar la idea de que la única manera de frenar el avance del tricolor es haciendo una alianza PAN-PRD, como en Oaxaca. Se supone que en eso está trabajando Manuel Camacho junto con su ex colaborador Gabino Cué. Y, claro, su gallo es Marcelo Ebrard.

Veracruz

Javier Duarte de Ochoa quien nació en Veracruz el 19 de septiembre de 1973, es el priísta. Se graduó de la carrera de Derecho. Tiene una maestría en Derecho, Economía y Políticas Públicas, y otra en Gestión Pública Aplicada. Además, es doctor en Economía.

Su carrera política comenzó en 1995, cuando fue asesor del coordinador general para la Promoción de la Participación Social de la Secretaría de Gobernación.

Entre 1997 y 2000, fue secretario particular del entonces diputado y hoy gobernador Fidel Herrera Beltrán.

Fue también asesor de las comisiones de Reglamentos y Prácticas Parlamentarias, Gobernación y Hacienda de la Cámara de Diputados.
Ha sido secretario de Finanzas de Veracruz y diputado federal de 2009 a 2012.

Duarte, uno de los protegidos de Fidel Herrera, prácticamente ha evitado tener un debate con Miguel Angel Yunes y Dante Delgado, sus contrincantes por la gubernatura de Veracruz.
Y es que Duarte ha tenido que avanzar en su campaña con pies de plomo.

Según una encuesta del Gabinete de Comunicación Estratégica, habría perdido cinco puntos en un mes.

Lo que tiene a su favor es que Yunes no parece estar subiendo en la preferencia del electorado.

Mientras que el ex priísta es Miguel Angel Yunes Linares. Nació en el municipio Soledad de Doblado el 5 de diciembre de 1952 en Veracruz. Es licenciado en Derecho por la Universidad Veracruzana y tiene una maestría en Derecho por la UNAM.

Yunes fue miembro del PRI de 1969 a 2004, dirigió la campaña de Patricio Chirinos para la gubernatura de Veracruz y fue presidente del tricolor en ese estado.

Fue asesor del secretario de Gobernación Diódoro Carrasco, subsecretario de Seguridad Pública, encargado de las cárceles federales, hacia finales del sexenio de Ernesto Zedillo. En octubre de 2002, siendo aún militante del PRI, Yunes declaró ante los medios que la resistencia organizada por los 400 Pueblos frente al Senado de la República era financiada por la Secretaría de Gobernación a través del subsecretario de Gobernación Ramón Martín Huerta.

Yunes renunció al PRI y se incorporó al gabinete de Vicente Fox, precisamente bajo las órdenes de Ramón Martín Huerta, quien era secretario de Seguridad Pública.

El hoy candidato a la gubernatura fue el primero en llegar al lugar donde cayó el helicóptero donde viajaba Huerta, quien murió en ese accidente.
El 3 de marzo pasado, el candidato del PAN al gobierno de Veracruz sufrió la pérdida de un connotado panista de su estado.

Gerardo Buganza renunció a las filas del Partido Acción Nacional, tras 16 años de militancia, en protesta por la designación de un ex priísta como abanderado.

Los panistas más duros no dejan de ver a Yunes con suspicacia. Les parece que es más aliado de Elba Esther Gordillo que del blanquiazul.

¿Otro ex priísta?

Dante Alfonso Delgado Rannauro, nacido en Alvarado, Veracruz, el 23 de diciembre de 1950. Además de ser abogado y diplomático, se ha desempeñado como gobernador interino de su estado, presidente de Convergencia y embajador de México en Italia. Antes de ser candidato a gobernador, era el coordinador parlamentario de su partido en el Senado.

Inició su carrera política como miembro del PRI.
Entre los cargos públicos que ha ocupado, destacan el de procurador agrario de 1994 a 1995, embajador de México en Italia y representante permanente ante la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación de 1993 a 1994.
Fue gobernador de Veracruz de 1988 a 1992.

Cuando buscó la gubernatura en 2004, Dante Delgado sorprendió a muchos al emparejarse con los candidatos del PRI y el PAN. En 2006 volvió a llamar la atención al ser elegido senador por Veracruz.

Uno de los datos que más llama la atención es que a unas semanas de la elección, 30 por ciento de los electores están indecisos o no dicen por quién votarán. Estos son sufragios potenciales a favor de Dante Delgado.

¿Por qué PRI vs. PRI?

En Veracruz, los panistas clásicos como Gerardo Buganza y Juan Bueno fueron eliminados de la contienda por decisión del Comité Ejecutivo Nacional del PAN.

Yunes, desde el ISSSTE (cuota de poder que se le entregó a Elba Esther Gordillo desde los tiempos de Vicente Fox), se hizo de la candidatura para gobernador.

Así, la disputa se da entre el sistema PRI: Duarte, el hombre de Fidel Herrera, y Yunes, ex presidente del tricolor en Veracruz.

Dante Delgado, consciente de este fenómeno, ha desarrollado una campaña blanca en la que habla del gobierno ciudadano. Está alejado de los colores partidistas, aunque como priísta le tocó ser gobernador interino de su estado.

Al romper con el tricolor, se convirtió en el líder nacional de Convergencia, partido que, como su nombre lo indica, busca la integración de distintas corrientes.

Fidel Herrera es uno de los gobernadores que más ha gastado en publicidad. Prácticamente ha teñido de rojo todo el estado. Su delfín y protegido, César Duarte, ha mantenido una cómoda ventaja en la intención de voto.

Durango

El empresario Jorge Herrera Caldera, de 47 años, es el priísta, fue catedrático de la Facultad de Contaduría y Administración de la Universidad Juárez del Estado de Durango, donde cursó sus estudios de Contaduría, y es propietario del negocio de bicicletas Nahel, S.A. de C.V.

Antes de ser candidato a la gubernatura de Durango, ocupó varios cargos políticos. De 2004 a 2006, fue secretario estatal de Finanzas y Administración. De 2007 a 2009, fungió como presidente municipal de la capital duranguense. Ganó la contienda electoral con 50.1 por ciento de los votos.

Su gestión terminaba hasta 2010, pero Herrera pidió licencia definitiva para presentarse como candidato a diputado federal en los comicios de julio de 2009. Ganó esa elección.

A pocos meses de estar en la Cámara, solicitó licencia para abandonar su curul luego de que Beatriz Paredes, presidenta nacional del PRI, lo destapara como abanderado de unidad para contender por el gobierno de Durango.

La decisión dejó de lado a políticos con más trayectoria dentro del tricolor, entre ellos su ahora contrincante José Rosas Aispuro.

¿Quién es el ex priísta?

La alianza PAN-PRD-Convergencia, Durango nos Une, postuló como candidato a José Rosas Aispuro. Es Licenciado en Derecho y tiene Maestría y Doctorado en la misma especialidad, ha sido electo Diputado Federal en dos ocasiones: a la LVI Legislatura de 1994 a 1997 en representación del III Distrito Electoral Federal de Durango y la LX Legislatura de 2006 a 2009 por Representación proporcional, Diputado al Congreso de Durango de 1998  a 2001 y Presidente del Comité Estatal del PRI en Durango y Presidente Municipal de Victoria de Durango.

El 30 de enero de 2010 renunció oficialmente a su militancia en el Partido Revolucionario Institucional, tras acusar al partido de marginarlo del proceso de elección del candidato a gobernador para las elecciones del mismo año y favorecer a Jorge Herrera Caldera. El 1 de febrero el PAN, el PRD, el PT y Convergencia le propusieron ser su candidato a la gubernatura, lo que fue aceptado por él y oficialmente presentando como candidato de la alianza el mismo día
¿Por qué es PRI vs. PRI?

José Rosas Aispuro renunció al PRI hace menos de cinco meses. Muchos de sus críticos afirman que los principios y la ideología del tricolor no se pierden en tan poco tiempo.

Dicen que su renuncia al tricolor fue un berrinche que olvidó rápidamente cuando los partidos de oposición decidieron designarlo candidato.

Sus detractores sostienen que las alianzas entre el PAN y el PRD fueron motivo de escándalo y descontento, tanto en las filas azules como en las amarillas, y Durango no fue la excepción.

La realidad es que la elección del 4 de julio será un enfrentamiento entre dos conocidos miembros del PRI.

Y los números indican que la controversia desatada por las alianzas ha perjudicado a Aispuro. Mientras las encuestas revelan que Herrera se fortalece día con día, su contrincante y ex compañero de partido no logra despuntar.

¿Cómo va la contienda?

La encuesta realizada en abril de 2010 por Gabinete de Comunicación Estratégica-Milenio favoreció al PRI. Entre el 11 y el 14 de abril, 44.7 por ciento de los encuestados favoreció a Jorge Herrera Caldera. En cambio, José Rosas Aispuro sólo obtuvo 26 por ciento de la intención de voto.

Esa misma encuesta arrojó datos positivos para el PRI cuando se preguntó por el partido o alianza. Si las elecciones hubieran sido en abril, el tricolor habría obtenido 40.6 por ciento de los votos, mientras que la alianza PAN-PRD-Convergencia habría contado con 26 por ciento.

En generaal, la población prefiere la permanencia del PRI. El 31.7 por ciento de los encuestados piensa que el tricolor representa un cambio positivo, mientras que el 23.8 por ciento considera que sería un retroceso para el estado.

El 17 de mayo se dieron a conocer los resultados de la encuesta Mitofsky, en la que Jorge Herrera Caldera también figuró en primer lugar de las preferencias electorales con 49 por ciento.
¿En manos de quién va a quedar (del PRI)?
El aspirante de la alianza Durango nos Une, José Rosas Aispuro, asegura que su rival es "un peligro" para la entidad.

Ha dicho que Herrera representa "la política más negra y oscura en materia de opacidad y en relación con el crimen organizado".

Pero la tendencia es muy clara: indica que el PRI se mantendrá en el poder en Durango, estado que ha gobernado por más de 80 años.