Los Angeles.- El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, retomó una de sus propuestas de campaña hoy al impulsar el uso de vehículos eléctricos en el país durante su visita a un centro de desarrollo de este tipo de autos en el estado de California.
El mandatario impulsó la incorporación de un millón de coches eléctricos en las carreteras de Estados Unidos antes del año 2015, y además promovió un programa de investigación de baterias de 2.000 millones de dólares, que es parte de su programa de estímulos económicos.

Obama aseguró que el programa provocaría la fabricación de baterías y piezas que utilizan estos vehículos. Además contruyendo y mejorando estas fábricas se crearían miles de empleos en Estados Unidos, dijo.

En cuanto a la incorporación de vehículos híbridos recargables a la red antes de 2015, los fabricantes de coches han afirmado que les preocupa que el plan sea demasiado ambicioso. Las directivas de Toyota lo han catalogado de "poco realista". Sin embargo, Obama reiteró hoy que este era un componente clave para reducir la dependencia de Estados Unidos del petróleo importado.

Asimismo, Obama promocionó un programa incluido en su plan presupuestario para el 2010 que dará inicio a un proyecto de investigación en energías alternativas con un coste de 150.000 millones de dólares durante 10 años. Dicha inversión depende de otro proyecto sobre el límite de emisiones de dióxido de carbón, que probablemente enfretará oposición en el Congreso.

Obama habló sobre todos estos temas ambientales durante su segundo día de visita a California desde un un centro de pruebas de vehículos eléctricos en Pomona, donde destacó su compromiso con la inversión en nuevas tecnologías.

El Centro Técnico de Vehículos Eléctricos en el Sur de California, propiedad de la compañía eléctrica Edison, es una de las áreas de prueba del Departamento Federal de Energía designada para evaluar la ejecución de los vehículos eléctricos.

El presidente visitó la plataforma de prueba llamada "Garaje del Futuro", proyecto que es la forma como muchos expertos prevén que funcionará la electricidad y el transporte en el futuro.

Obama, que está trabajando en la creación de nuevas fuentes de empleo, considera que la energía solar y los autos eléctricos son una prioridad en su agenda.

Durante su recorrido por California, que comenzó ayer miércoles en Costa Mesa, ha hecho referencia a su política económica y su presupuesto propuesto de 3,6 billones de dólares.

Esta tarde Obama será acompañado por el gobernador Arnold Schwarzenegger, un republicano que ha demostrado apoyo por el plan de estímulos propuesto por el presidente.

El plan que incluye, entre otras cosas, cientos de millones para proyectos de infraestructura en todo el país, le otorgará a California 625 millones para financiar 57 proyectos.

Muchos de los compañeros republicanos del gobernador se han opuesto a recibir esta ayuda federal, por miedo a que los estados pierdan dinero tras un aumento en los pagos de desempleo, ya que esto requiere más dinero del estado y de la nación.