El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, volvió a destacar hoy la discriminación que sufren los negros en Estados Unidos.
"No nos engañemos: Los dolores de la discriminación aún se sienten en Estados Unidos", afirmó el primer presidente norteamericano negro en un discurso en el centésimo aniversario de la organización estadounidense de derechos civiles NAACP.

Agregó que a pesar de numerosos avances, subsisten "demasiadas barreras" entre las razas.

Dijo que los afroamericanos siguen teniendo peores condiciones de vida de los blancos, tienen menos posibilidades en el mercado laboral, son encarcelados en mayor medida y tienen más riesgo de infectarse de sida. Sobre todo las posibilidades de educación de los negros son notablemente inferiores a las de los blancos, dijo Obama en Nueva York.

Declaró que estos problemas deben superarse. "El sueño americano debe valer para todos", dijo Obama, celebrado por el auditorio. Fue el primer gran discurso de Obama sobre el tema de la discriminación racial en Estados Unidos desde su asunción en enero.