Foto: Vanguardia/AP
Sin Embargo
En un mensaje enviado desde la Casa Blanca, el mandatario estadounidense exigió a los republicanos reabrir las actividades del gobierno paralizadas hoy por falta de fondos
Ciudad de México. El Presidente de Estados Unidos, Barack Obama, denunció este mediodía que "una facción" del ala más conservadora del Partido Republicano obligó al cierre parcial de las actividades del gobierno "sólo porque no les gusta la ley", dijo en referencia a su proyecto de reforma sanitaria.

En un mensaje enviado desde la Casa Blanca, el mandatario estadounidense exigió a los republicanos reabrir las actividades del gobierno paralizadas hoy por falta de fondos y expuso que si la situación se prolonga sus efectos será "aún peores" a lo que ahora se tiene.

"Quiero que se den cuenta de que a los que estarían haciendo daño si echan abajo esta Ley es a los estadounidenses. No tiene ningún sentido que esta gente no tenga cobertura", afirmó.

También alertó al Congreso de que no elevar el techo de la deuda pública, cuyo límite se alcanzará el próximo 17 de octubre, será catastrófico para la economía, anticipándose a una nueva batalla con los republicanos.

"No voy a negociar sobre la responsabilidad que tiene el Congreso de pagar las cuentas del país", advirtió Obama en una comparecencia en la Casa Blanca. Autorizar al Tesoro a que pague esas cuentas "es un voto de rutina" y no "una concesión" al Presidente o al Gobierno, agregó.