Una mujer china posa junto a una figura de cera similar a Obama. Foto: AP
China espera la primera visita del presidente estadounidense en medio del furor que despierta su figura y la confianza en un cambio en las relaciones China-EU
"Obamanía", especialmente entre los jóvenes, que ven en él un símbolo de progreso y apertura, y en el que depositan sus esperanzas para mejorar las complicadas relaciones entre ambos países.

Según relata a Efe Bo Jinbo, de 22 años de edad y estudiante de Arqueología "el hecho de que Obama sea el primer presidente negro de EU supone un impulso para superar asuntos raciales y de libertad de expresión a nivel mundial, además de una oportunidad para fortalecer distintas voces, algo de lo que en China todavía carecemos".

En su primera etapa en el país, se espera que Obama mantenga en Shanghái un encuentro con jóvenes chinos, lo que algunos consideran una buena estrategia, "pues si puede mantener la popularidad entre ellos, su influencia en China tendrá más fuerza", explica Mark Eades, profesor de Literatura en el gigante asiático.

"Los jóvenes chinos esperan mucho de Obama y en los 20 años que vivo en China nunca ha existido un apoyo tan fuerte a un presidente extranjero. Es la primera vez que veo vender camisetas con la imagen de un líder de EU", asegura Eades, quien añade que en la universidad en la que imparte clases, los profesores muestran vídeos de discursos del mandatario estadounidense.

En Pekín, hace ya tiempo que se pueden adquirir dvds sobre el presidente, así como libros, llaveros o relojes con su estampa.

Incluso en el mundo del arte, los artistas han expresado a través de sus obras el impacto de Obama en todo el mundo, y quizá la más sonora ha sido la del artista Liu Bolin que representa al presidente a través de una escultura de bronce que desprende fuego, y a la que ha bautizado como "Burning Man Obama" (Obama, el hombre en llamas).

Las famosas camisetas calificadas de "Obamao" en las que se muestra al presidente estadounidense con la gorra del difunto fundador de la República Popular, Mao Zedong, han supuesto un auténtico éxito, llegando incluso a oídos de las autoridades, que decidieron prohibir su venta para no herir sensibilidades durante la visita.

Además, agendas con la famosa fotografía utilizada durante la candidatura de Obama, también se pueden comprar en las calles de la capital china.

En la parte frontal de la libreta aparece la palabra "Hope" (esperanza) , mientras que en la otra, el consumidor puede disfrutar observando distintas imágenes del presidente: Obama pensativo, Obama sonriente, Obama abrazando a su caniche blanco, Obama durante un discurso, Obama, Obama, Obama...,toda una iconografía del presidente.

Los periódicos también se hacen eco de esta fiebre y lo demuestran con viñetas como la de un prolongado secuestro de un carguero chino en aguas somalíes, en la que un pirata ataviado con una camiseta del presidente con la gorra de Mao pregunta a otro si tienen noticias sobre el pago del rescate.

Para Chen Peirong, doctor en Filosofía por la Universidad Beijing Daxue (conocida como Beida) , esto es algo normal ya queEU con Obama en el poder representa "un país libre, abierto, con mucha tolerancia y con un sistema avanzado de democracia, lo que es símbolo de progreso humano. Nuestro país debe ir por ese camino".

De Obama, Chen espera que consiga cambiar la idea de que "China es un enemigo de EU, y que aunque es un país fuerte y va hacia adelante no supone una amenaza para el resto del mundo, ya que los rivales también pueden cooperar".

Sin embargo, no todo son alabanzas para el gran líder mundial, ya que otros, como Xiao Jing, estudiante de Medio Ambiente, se preguntan si el Premio Nobel será capaz de contribuir a la paz mundial o se quedará tan sólo en una excelente personalidad mediática.