Antes de presentar la Medalla de Libertad 2009, un medallón dorado colgado de un listón azul, Obama elogió la obra y figura de cada uno de los premiados, entre éstos Ted Kennedy, cuya hija, Kara, recibió el galardón porque el senador está en un tratamiento por cáncer cerebral.
Washington, EU.- El presidente de EU, Barack Obama, condecoró con la Medalla de la Libertad, el máximo honor civil de ese país, a 16 luminarias de la política, deportes, ciencias y entretenimiento, entre ellos Ted Kennedy, Sidney Poitier, Stephen Hawking, Desmond Tutu, y Chita Rivera.

Durante una emotiva ceremonia de 45 minutos en la Casa Blanca, en la que cundieron las ovaciones, Obama explicó que los homenajeados son "agentes de cambio" extraordinarios que "nos recuerdan que la excelencia no está fuera del alcance de nuestras capacidades".

"Nos recuerdan que cada uno de nosotros lleva dentro el poder de realizar sueños, de facilitar los sueños de otros, y de rehacer el mundo para nuestros niños", afirmó Obama.

Así el acto fue un tributo a personajes de la historia moderna que, a través de sus talentos o activismo político y humanitario, han dejado una marca indeleble en las ciencias, el mundo académico, los deportes, los derechos civiles, y el entretenimiento.

Antes de presentar la Medalla de Libertad 2009, un medallón dorado colgado de un listón azul, Obama elogió la obra y figura de cada uno de los premiados, entre éstos Ted Kennedy, cuya hija, Kara, recibió el galardón porque el senador está en un tratamiento por cáncer cerebral.

Al resumir casi medio siglo de activismo político, Obama dijo que la vida y obra de Ted Kennedy han sido clave "para el soldado que lucha por la libertad, el refugiado en busca de un hogar, el anciano que busca dignidad, el trabajador que lucha por una oportunidad, el estudiante que aspira a ir a la universidad, y la familia que anhela el Sueño Americano".

Asimismo, Obama dio un fuerte y prolongado abrazo al actor negro Sidney Poitier, conocido por éxitos como "Guess Who's Coming to Dinner" y "Lillies of the Field" y ganador del primer Oscar por mejor actor concedido a un hombre de su raza.

Poitier, señaló Obama, es un hombre que "ha marcado hitos de excelencia artística y del progreso de Estados Unidos".

Colocados en dos grupos que flanqueaban a Obama en el escenario, los homenajeados conformaron un escaparate a la diversidad racial y cultural, y al ascenso de las mujeres y minorías en Estados Unidos.

Por ello, no sorprende el reconocimiento a la artista puertorriqueña, Chita Rivera, conocida por su exitosa carrera y su papeles en "West Side Story" y "El beso de la mujer araña", mientras que el médico cubano Pedro José "Joe" Greer se ha destacado por su labor en pro de los desamparados.

Obama también destacó la trayectoria de la jueza jubilada del Tribunal Supremo, Sandra Day O'Connor, y describió al arzobispo sudafricano Desmond Tutu como "defensor de los desposeídos, voz de nuestra conciencia y de los oprimidos".

De Hawking, un parapléjico condenado a una silla de ruedas, Obama destacó que su brillante labor científica "ha promovido nuestro entendimiento del universo... y de la ciencia misma".

Por otra parte, Obama señaló que gracias a Muhammed Yunus, un académico de Bangladesh y fundador del Banco Grammen, "millones de personas" han escapado de la pobreza, a través del microcrédito.

Yunus, que abandonó el aula para fundar el banco, "sólo intentaba ayudar a un pueblo, pero de alguna manera se las ingenió para cambiar el mundo", observó Obama.

La lista de homenajeados incluyó a Mary Robinson, primera presidenta de Irlanda y ex alta comisionada de la ONU para Derechos Humanos (1997-2002); la científica Janet Davison Rowley, la tenista Billie Jean King y el activista de derechos civiles, Joseph Lowery.

Además, Joe Medicine Crow, reconocido por su extensa investigación sobre los pueblos indígenas en EU y Nancy Brinker, fundadora de una organización contra el cáncer del seno.

Obama también dio el premio de forma póstuma al legislador republicano Jack Kemp, quien se destacó como líder político y, antes de eso, como jugador de fútbol americano.

Además honró a Harvey Milk, el primer homosexual electo a un cargo público y reconocido activista de la comunidad gay, asesinado en 1978 y cuya biografía inspiró recientemente un éxito cartelero en Estados Unidos.