Washington.- Aunque su rival, Hillary Rodham Clinton, sigue en campaña, funcionarios del Partido Demócrata informaron ayer que Barack Obama ha comenzado la búsqueda de un compañero de fórmula para las elecciones generales de noviembre.
Las fuentes dijeron que Obama, quien supera a Clinton en número de delegados y en voto popular, ha pedido a Jim Johnson, ex director general de la empresa de hipotecas Fannie Mae, que comience a hacer una lista de potenciales candidatos a vicepresidente. Johnson realizó la misma tarea para los candidatos presidenciales demócratas John Kerry en 2004 y Walter Mondale en 1984. Ambos perdieron frente a los republicanos George W. Bush y Ronald Reagan, respectivamente.

Las fuentes, que pidieron no ser identificados, dijeron que el proceso está siendo llevado entre bastidores, pues Obama continúa en campaña en la temporada de primarias contra Clinton. Obama se ha negado de manera reiterada a discutir posibles compañeros de fórmula hasta que concluyan las primarias, el 3 de junio.

Pero el equipo que conduce la campaña de Obama está ahora adoptando una estrategia para las elecciones generales, pues el senador por Illinois necesita apenas algo más de 60 delegados para lograr la nominación.

La campaña de Obama está añadiendo gran cantidad de personas a su equipo, tanto en la sede central como en estados cruciales.

Obama ha comenzado a viajar a algunos de esos estados, Missouri, Michigan, Iowa y Florida en los últimos nueve días, en tanto su campaña está registrando votantes a través del país para la votación de noviembre. Y uno de los principales estrategas de Obama, Paul Tewes, mantiene discusiones para hacerse cargo del Comité Nacional Demócrata.

Apoya Correa a demócratas Por su parte, el presidente ecuatoriano Rafael Correa declaró ayer que si el próximo gobierno en Estados Unidos pasa a manos del Partido Demócrata, podría haber "un cambio radical" en las relaciones con América Latina.

Correa es un economista de izquierda que estudió en Estados Unidos desde finales de los noventa hasta 2001. Obtuvo una maestría y un doctorado en la Universidad de Illinois.

Consultado sobre si cambiarían las relaciones de América Latina con Estados Unidos si vencía un demócrata, Correa afirmó que "a nivel político y en el tratamiento con América Latina, sí creo que tendría un cambio radical ... cambiaría en forma bastante drástica".

En una entrevista con medios televisivos, Correa consideró que Hillary Clinton tendría más posibilidades que Barack Obama de ganar al republicano John McCain porque en Estados Unidos la gente es todavía "bastante" racista.

Elogia Clinton a su hija La campaña presidencial de Hillary Clinton parece estar llegando a su fin, pero no cabe descartar que en un futuro otra Clinton, Chelsea, recoja el estandarte familiar y se dedique también a la política.

Así lo sugirió su padre, el ex presidente Bill Clinton, quien en una entrevista con la revista People dada a conocer ayer afirma que Chelsea, de 28 años, es una política nata que un día puede optar por seguir los pasos de sus progenitores. "Si alguien me lo hubiera preguntado antes de (los caucus de enero) en Iowa, hubiera dicho `qué va. Le tiene alergia a lo que hacemos'. Pero de verdad que lo hace muy bien", afirmó el ex presidente.

"Todo cambió después de Iowa. Se dio cuenta de que su madre había perdido en Iowa totalmente a causa de los votantes jóvenes. Se molestó, gritó, fue a su empresa y dijo: `Mira, o me das el finiquito o me dejas tomar una excedencia indefinida. No voy a dejar que mi madre pierda así como así'".

Chelsea ha participado en más de un centenar de mítines electorales, la mayoría de ellos en campus universitarios, para tratar de atraer un voto joven que en su mayoría ha respaldado a Barack Obama.

Sin embargo, en una ocasión la joven descartó su entrada en política: "Tengo una vida privada en Nueva York. Un perro, un trabajo y un novio, y me gustaría volver con ellos en algún momento".