Mayté Parro
Monclova, Coah.- "La obesidad en maestros y niños de Monclova está a la orden del día". El 5 por ciento de los menores de educación preescolar y primaria presentan sobrepeso, mientras que el 3 por ciento de los maestros también.
Por ello, la SEC amonestó a los maestros de educación física gordos, para que cuiden su peso y prediquen con el ejemplo.

Raúl Villarreal Gutiérrez, maestro de educación física de la zona escolar 222 de educación preescolar, quien presenta un sobrepeso, informó que el sistema educativo implementó en este ciclo escolar 2007-2008 el programa Evaluación de Educación Física.

"La obesidad está a la orden del día. Hay sobrepeso en alumnos y maestros. Tengo que aceptarlo: me incluyo en estas estadísticas. A nosotros como maestros se nos llamó la atención por el sobrepeso, ya que debemos poner el ejemplo", señaló el profesor de educación física.

El docente dijo que en el proyecto no sólo se monitorea el peso y talla de los niños, ya que además involucra a los padres de familia, a los que se les aplica una encuesta a fin de conocer si sus hijos padecen alguna enfermedad.

Esto a fin de tomar las medidas pertinentes a través de este programa por conducto de los maestros de educación física.

Villarreal Gutiérrez manifestó que lo que se pretende con este programa es que los alumnos coman cero comida chatarra, por lo que se ha dado la sugerencia a los responsables de las cooperativas escolares que en vez de chicharrones o frituras vendan taquitos sin aceite y en vez de refrescos vendan jugos naturales o fruta.

Los niños con sobrepeso tendrán sesiones de ejercitación de más bajo impacto durante la materia de educación física, para no provocarles una lesión o afección cardiaca y cuidarles su salud.