Jesús Jiménez / Vanguardia
Saltillo, Coah.- Será por el considerable retraso que lleva la obra, pero los encargados de la canalización y remodelación del bulevar Felipe J. Mery, que sí previeron el auxilio de la Policía Municipal para desviar el tráfico vehicular a la hora de quebrar el pavimento del puente ubicado sobre la calle Francisco de Urdiñola, se olvidaron de los peatones.
Nunca pensaron en la seguridad de los transeúntes, ni tomaron la precaución de acordonar el área, exponiendo a un serio accidente a las personas que a diario tienen que caminar por el lugar.

Las preguntas son varias: ¿Por qué Protección Civil no vigila el desarrollo de las obras en construcción?, ¿por qué los encargados de la obra no acordonaron el área?, ¿por qué los elementos policiacos no actúan en ese sentido y sólo se limitan a medio dirigir el tráfico vehicular?