Foto: Archivo
El Semanario Sin Limites
México reprobó nueve de los once indicadores que toma en cuenta la OCDE para considerar la vida de un país. Ingresos, educación y seguridad fueron los peor evaluados.
Ciudad de México.- El índice de vida con el que la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) evalúa a los países, reprobó a México en nueve de sus once indicadores, siendo ingresos, educación y seguridad los peor evaluados.

A decir de la Organización, México se sitúa cerca del promedio en satisfacción y compromiso cívico, pero por debajo del promedio en empleo y remuneración, estado de la salud, calidad medioambiental, vivienda, ingresos y patrimonio, sentido de comunidad, balance vida-trabajo, seguridad personal, y educación y competencias.

Aunque el dinero no puede comprar la felicidad, es un medio importante para lograr estándares de vida más elevados. En México, el ingreso familiar disponible neto ajustado promedio per cápita es de trece mil 85 dólares al año, cifra menor que el promedio de la OCDE de 25 mil 908 dólares al año, explica la OCDE.

En este sentido, la Organización reafirma que la brecha entre los más ricos y los más pobres es considerable; pues la población situada en el 20 por ciento superior de la escala de ingresos, gana más de trece veces lo que percibe la población que ocupa el 20 por ciento inferior.

Tener un buen nivel educativo y de competencias es un requisito importante para encontrar empleo, explica la OCDE, en este sentido, en México, el 37 por ciento de los adultos entre 25 y 64 años han terminado la educación media superior, cifra mucho menor que el promedio de la OCDE de 75 por ciento y una de las más bajas en los países miembro.

Esto se aplica más en el caso de los hombres que en el de las mujeres, ya que el 39 por ciento de ellos han terminado con éxito el bachillerato, en comparación con el 36 por ciento de las mujeres. En lo que respecta a la calidad del sistema educativo, el estudiante promedio obtuvo una calificación de 417 puntos en lectura, matemáticas y ciencias en el Programa para la Evaluación Internacional de Estudiantes (PISA, por sus siglas en inglés) de la OCDE. Esta calificación es más baja que la media de la OCDE de 497. En promedio en México, las niñas superaron a los niños por un punto, cifra menor que la brecha media de la OCDE de ocho puntos.

En el campo de la salud, la esperanza de vida en México es cinco años menos que el promedio de la OCDE de 80 años y una de las más bajas en la Organización.


Votar en México


De acuerdo al Índice, la participación electoral fue del 63 por ciento durante elecciones recientes, cifra menor que el promedio de la OCDE de 68 por ciento. La condición social y económica puede afectar los niveles de votación, sin embargo, en México existe poca diferencia en los niveles de la sociedad, explica.

La participación electoral entre el 20 por ciento que ocupa el nivel superior de la escala de ingresos se estima en 63 por ciento, mientras que para el 20 por ciento que ocupa el nivel inferior se estima en 61 por ciento, lo cual sugiere que en México hay una amplia inclusión social en las instituciones democráticas.