Notimex
Se tratan de productos como ensaladas preenvasadas, mayonesa, aderezos, galletas saladas, jugo de tomate, pescado procesado y salsas envasadas que no cumplen con la normatividad requerida
La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) inmovilizó ocho mil 204 productos de temporada de cuaresma por incumplir con la normatividad aplicable en materia de etiquetado e información comercial.

En un comunicado, la Profeco precisó e entre la mercancía se encuentran ensaladas preenvasadas, mayonesa, aderezos, galletas saladas, jugo de tomate, pescado procesado y salsas envasadas.

Expuso que tales acciones son resultado de la aplicación del Programa Especial de Verificación y Vigilancia Cuaresma 2009, que inició el 25 de febrero y concluirá el 11 de abril de este año en toda la República.

Indicó que hasta el momento se llevaron a cabo mil 548 visitas de verificación y se revisaron un millón 571 mil 442 productos preenvasados de temporada, para constatar el cumplimiento de la normatividad en materia de etiquetado e información comercial.

También, indicó, se verificaron 423 básculas que cumplieron con la NOM-010-SCFI-1994 referente a Instrumentos de medición-Instrumentos para pesar de funcionamiento no automático-Requisitos técnicos y metrológicos.

Además, detalló personal de la Profeco emplazó a procedimiento administrativo a 166 establecimientos por no exhibir precios de pescados y marisco; no ponerlos en moneda nacional; no entregar comprobantes de compra; no respetar promociones y comercializar productos preenvasados que carecen de información comercial.

Además de ostentar información que induce a error o confusión a los consumidores, así como ostentar declaraciones prohibidas en sus productos.

De los procedimientos administrativos por infracciones a la Ley que se inicien, la Profeco podrá imponer sanciones económicas por comportamiento comercial de entre 518 a dos millones 27 mil 403 pesos; y, por normatividad hasta de un millón 51 mil pesos.

La Profeco recordó que el objetivo del programa especial es vigilar y verificar que los proveedores de bienes y productos de alto consumo durante la temporada, ajusten su comportamiento a lo dispuesto por la Ley Federal de Protección al Consumidor.