LA JORNADA
México, D.F. .- México es el segundo país con mayor índice de crímenes por homofobia en América Latina, sólo después de Brasil, con 420 homicidios registrados en 11 años y otros 800 que no se denunciaron. Aunque el combate al estigma y la discriminación que padece la comunidad gay está entre las prioridades de la Secretaría de Salud, no se ha traducido en campañas ni acciones específicas para reducir los ataques a este sector, advirtió Alejandro Brito, director de la organización civil Letra S.
Resaltó que a partir de la mayor visibilidad de la diversidad sexual se han recrudecido las agresiones en contra de gays, lesbianas y transexuales, por lo que es urgente la realización de acciones encaminadas a eliminar el estigma y la discriminación hacia este sector.

Este sábado, 17 de mayo, se celebra el Día Internacional contra la Homofobia, aunque México no se ha sumado a esa conmemoración. Desde noviembre de 2006 la Cámara de Diputados emitió un dictamen para instituir la celebración a escala nacional y, un año después, el Congreso de la Unión envió un exhorto al Presidente para que mediante un decreto publicado en el Diario Oficial de la Federación se declare el 17 de mayo como Día Nacional de Lucha contra la Homofobia.

Hasta ahora nada ha pasado, salvo en el Distrito Federal y un municipio del estado de México, donde el año pasado se decretó la celebración. En el caso del primero, este mes se inició una campaña en el Sistema de Transporte Colectivo Metro con carteles alusivos al día.

Alejandro Brito comentó que cuando se dio el acuerdo de los legisladores para instituir el Día Nacional de Lucha contra la Homofobia, organizaciones civiles se dirigieron a la Presidencia de la República, de donde las remitieron a la Secretaría de Gobernación, con el ex subsecretario de Enlace Legislativo, Armando Salinas Torre. Sin embargo, no obtuvieron respuesta del funcionario ni, hasta ahora, de su sucesor, Cuauhtémoc Cardona.

Resaltó que existe una creciente necesidad de información encaminada a eliminar el estigma y la discriminación hacia la comunidad gay. En Letra S lo han observado en el proyecto de apoyo a padres y madres de familia con vástagos homosexuales, lesbianas o transexuales.

El programa empezó a funcionar en 2001, con 15 papás, y ahora en los módulos de orientación y apoyo que se realizan cada dos meses se inscriben alrededor de 45 progenitores. Parece, señaló Brito, que las autoridades no se han percatado de que la sociedad requiere información para poder apoyar a sus hijos.

Además, dijo, a escala internacional se ha reconocido que la homofobia obstaculiza cualquier programa de prevención y control del VIH/sida.

En relación con los crímenes de odio, la agencia informativa Notiese planteó que en el periodo de 1995 a 2006 se registraron en México 420 homicidios, aunque por cada uno que se documentó ocurrieron otros dos que no se denunciaron, por lo que la cifra se elevó a mil 260.

El Distrito Federal reportó el mayor número de casos, seguido de los estados de México, Veracruz, Yucatán, Michoacán, Nuevo León, Colima, Tabasco, Baja California, Hidalgo, Chiapas, Tamaulipas, Chihuahua, Guerrero, Morelos y Puebla, entre otros.