Guatemala.- El oficialista partido Gran Alianza Nacional (GANA) perdió el gobierno de Guatemala en las elecciones generales del domingo, dado que quedó tercero y no accedió al balotaje, pero se mantendrá como segunda fuerza en el Congreso con 37 de las 158 bancas.
Según proyecciones del analista independiente Jorge Jacobs, basadas en resultados preliminares del Tribunal Supremo Electoral (TSE) de Guatemala, la socialdemócrata Unidad Nacional de la Esperanza (UNE) habría conseguido 48 escaños y el derechista Partido Patriota (PP) 30.

El también derechista Frente Republicano Guatemalteco (FRG), del ex dictador Efraín Ríos Montt, alcanzaría unas 15 curules.

Las estimaciones de Jacobs, en cuanto a las tres fuerzas que dominarán el Parlamento guatemalteco, coinciden con mínimas diferencias con las realizadas por los diarios Prensa Libre y El Periódico.

"Las cifras podrían variar, pues aún falta por conocer algunos resultados, aunque las variaciones podrían ser de uno o dos diputados. En cuanto a las bancadas mayoritarias creo que no habrán mayores cambios", afirmó el analista económico a la AFP.

Al momento de hacer las proyecciones ya se había escrutado 99,13% de los sufragios emitidos por los guatemaltecos.

Al escrutarse 99,17% de los votos el canditato presidencial socialdemócrata Alvaro Colom (UNE) estaba primero con 28,26% de los votos, y segundo el derechista Otto Pérez Molina (PP, 23,55%), con quien deberá disputar un balotaje el 4 de noviembre.

El candidato del oficialista GANA, Alejandro Giammattei, quedó tercero y fuera del balotaje con 17,19%.

Las primeras tres fuerzas de la elección ocuparían un total de 115 escaños, y si a éstas se les suma las 15 del FRG, el número subiría a 130, del total de 158 diputados que integran el Congreso guatemalteco.

"Esta situación obligaría a los diferentes partidos políticos a buscar concensos para realizar su labor legislativa, en la que la GANA jugaría un papel importante, toda vez que el apoyo de sus diputados sería indispensable para las otras agrupaciones", apuntó Jacobs.

Por otra parte, aunque el FRG puede ser un apoyo muy importante para las tres primeras fuerzas en el hemiciclo legislativo, dicho partido decayó en cuanto a su presencia, dado que en lugar de aumentar o al menos mantener el número de escaños, perdió 14 de los 29 con que cuenta en la legislatura por concluir.

Detrás de los cuatro grupos con más votación, según las proyecciones de Jacobs y la prensa el Partido Unionista (PU) tendrá 8 diputaciones; el Centro de Acción Social (Casa) 5; Encuentro por Guatemala (EG) 4 y la Unión del Cambio Nacional (UCN) 4.

También contaría con 4 diputaciones el Partido de Avanzada Nacional (PAN), mientras que con 2 estaría la ex guerrillera Unidad Nacional Guatemalteca (URNG) y con 1 la Unión Democrática (UD), para un total de 158.

La multiplicidad en el Parlamento se da pese a los esfuerzos de los líderes de los partidos políticos mayoritarios, quienes en las últimas dos semanas de campaña estuvieron haciendo llamados a votar por el mismo partido en todas las papeletas.