El Universal
El cardenal Norberto Rivera también oficiará a puerta cerrada la tradicional misa dominical en la Catedral Metropolitana
A puerta cerrada, se ofició la misa en la Basílica de Guadalupe que se transmitió por televisión abierta esta mañana.

Con la presencia del cabildo de este recinto mariano y algunas religiosas, el rector Diego Monroy pidió porque se erradique la epidemia que afecta a México.

Pero también por las otras epidemias como "la corrupción, del narcotráfico, de la violencia, del odio que también flagelan a nuestro querido México".

El cardenal Norberto Rivera también oficiará a puerta cerrada la tradicional misa dominical en la Catedral Metropolitana.

Hugo Valdemar, vocero de la Arquidiócesis de México, dijo que se transmitirá por radio y esta por definirse si una televisora la transmite en canal abierto.La misa de la Basílica y la de Catedral serán las únicas que se oficien en la ciudad de México.

Ayer, el secretario de Salud, José Angel Córdova Villalobos, anunció que se cancelaban todos los oficios religiosos.

En menos de media hora, Diego Monroy ofició la misa dijo que nuestro país atraviesa por un momento difícil.

Al momento de dar la paz, se hizo con una reverencia para evitar tener contacto con la mano.
Se cerraron todos los accesos a la Basílica excepto la puerta que da a Misterios. Se permite la entrada a la gente que acude a ver a la virgen de Guadalupe y sólo el tiempo que dura el paso por las bandas eléctricas.

La mayoría lleva cubrebocas. El puente papal está cerrado así como el átrio.