NOTIMEX
México, D.F. .- El presidente Felipe Calderón Hinojosa encabezó el homenaje en honor a Edgar Millán Gómez, coordinador general de Seguridad Regional de la PFP asesinado el jueves, y a los suboficiales Carlos Alberto López Alvarez y Alejandro González García, muertos en un enfrentamiento.
A nombre del gobierno federal, Calderón Hinojosa ofreció sus condolencias a los deudos de los servidores públicos caídos y entregó a sus familiares la bandera que cubrió cada uno de los féretros.

Durante la ceremonia en el patio central de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), el titular de la dependencia, Genaro García Luna, advirtió que el gobierno y la policía federal no darán ni un paso atrás en el combate al crimen organizado, y aseguró que los ataques a la policía "no nos intimidan".

Sostuvo que los ataques del crimen organizado a la policía son la respuesta por sus intereses afectados.

García Luna dijo que hoy, bajo el liderazgo del presidente Felipe Calderón, el Estado mexicano realiza un combate al crimen organizado sin precedentes, por lo que los ataques a la policía "no nos van a intimidar".

Recordó que en el ámbito mundial los niveles de decomisos de drogas, de dinero y la detención de narcotraficantes muestran la forma en que el gobierno federal ataca a las organizaciones criminales en todos sus estratos.

El funcionario advirtió que la nación mexicana es más poderosa y muy superior a un puñado de delincuentes que representa los más bajos intereses de este país.

A la ceremonia también asistieron los secretarios de Gobernación, Juan Camilo Mouriño; de la Defensa Nacional, Miguel Galván Galván, y de Marina, Mariano Francisco Saynez Mendoza.

El presidente Calderón y los miembros del Gabinete de Seguridad montaron una guardia de honor ante los ataúdes, mientras la banda de guerra de la SSP interpretó el Toque de Silencio en honor a los servidores públicos fallecidos.