Notimex
Diego Schoening se lesiona a la mitad del "show"; promueve la banda donación de órganos
México.- El grupo mexicano Timbiriche ofreció un espectáculo inolvidable ante casi 10 mil personas que ovacionaron de pie el inicio de su segunda temporada de conciertos en esta ciudad.

A lo largo de dos horas con 45 minutos los integrantes originales de la agrupación interpretaron cerca de 30 canciones y estrofas de varias rolas de los 80 que fueron éxito de Flans, Menudo, Miguel Mateos, Parchís, Mecano, Caifanes, Enanitos Verdes y Miguel Bosé, por citar algunos.

Diego Schoening resultó lesionado a la mitad del recital, pues al interpretar el tema "Tú y yo somos uno mismo" se hizo evidente un vendolete a un costado de su ojo izquierdo que, conforme pasaron los minutos, comenzó a sangrar y más tarde se inflamó su alrededor.

Poco después de las 20:30 horas el interior del Auditorio Nacional oscureció para proyectar un video en el cual Sasha, Erik, Benny, Diego, Mariana y Alix se manifestaron en favor de que exista en México una cultura de la donación de órganos.

Acto seguido, una pantalla gigante en el centro del escenario mostró algunas imágenes de la programación infantil en la televisión en la década de los 80, con personajes memorables como Topo Gigio y el Tío Gamboín, para después presentar a los Timbiriches en sus años mozos.

Una introducción con los acordes de "Timbiriche" y "Hoy tengo que decirte papá" puso de pie a poco más de nueve mil personas. El primer tema fue "Y la fiesta comenzó", al que le siguieron "Somos amigos", "La banda Timbiriche" y "Muriendo lento", esta última interpretada por Mariana y Erik.

"¡Buenas noches!, ¿cómo están?, gracias a todos por venir. Ya es revolver la misma vaca, pero gracias por festejar con nosotros 25 años de amor y de felicidad. Estar acá arriba es parte de nuestra vida, les pido que se diviertan con nosotros", expresó Diego al dar la bienvenida.

Acompañados por siete músicos y una corista, los ídolos de toda una generación prosiguieron a entonar nuevas versiones de éxitos como "Soy un desastre" (Diego) y "Si no es ahora", esta vez en voz de Sasha y Erik, quienes quedaron a deber la emoción que conlleva la letra, así como el beso final que hace ocho años propiciaban Erik y Paulina Rubio.

Uno de los momentos cumbres de la velada sucedió cuando llegaron a escena "Sandy Tontales" (Sasha) y "Danny Seco" (Benny) para rememorar sus "Noches de verano". Como en el musical "Vaselina", también recordaron el "Amor primero", "Rayo rebelde" e "Iremos juntos".

Benny comentó que el espectáculo se había renovado, a diferencia de las fechas ofrecidas en mayo y junio pasado en el Auditorio Nacional. Así fue, pues se incluyó "Problema", "Rocococococanrol", "Rock del amor" y "Amame hasta con los dientes". El resto siguió igual: una escenografía sencilla, carente de iluminación y poco vestuario alusivo a los 80.

Los treintañeros mostraron sus mejores pasos con "El gato rocanrolero" y "El baile del sapo", hasta que llegó el espacio de romanticismo mediante "Solo en mi cuarto", "Sólo tú, sólo yo" y "Ojos de miel"; en esta melodía se proyectaron en varias pantallas imágenes de Sasha y Benny de niños.

Llegó entonces la oportunidad individual para todos: Benny cantó "Mamá" y luego dio cuenta de sus aptitudes en el piano al tocar "Junto a ti", que interpretó con Alix; luego, ella en solitario se entregó con "Mírame (Cuestión de tiempo)".

Mariana puso al público de pie con "Besos de ceniza", Erik con "Princesa tibetana", Sasha brilló con "La vida es mejor cantando" y Diego con "Tú y yo somos uno mismo", fue aquí cuando se hizo evidente el vendolete a un costado de su ojo izquierdo.

Sasha, Mariana y Alix cantaron "Corro, vuelo, me acelero" y luego Benny, Erik y Diego "Con todos menos conmigo". La herida de este último comenzó a sangrar y regresó tras bambalinas para que le colocaran dos vendoletes más.

Semiataviados con el uniforme tradicional cantaron "Timbiriche", con la botarga de "Cocorito" en el escenario. Ya eran las 22:26 horas y parecía el final, pero ante la ovación unánime de ¡otra, otra!, el grupo regresó con un popurrí de rolas de los 80 iniciado con "Hola amigos" (Parchís) y "Fuego" (Menudo).

"Es por amor", "La muralla verde", "Toda la vida", "Amante bandido", "Las mil y una noches", "A cara o cruz", "No voy en tren", "La puerta de Alcalá", "No huyas de mí", "Me quieres cotorrear", "Cuando seas grande", "Barco a Venus", "Persiana americana", "Mátenme porque me muero" y "Ven claridad", conformaron el resto del repertorio.

Finalmente, el grupo Timbiriche se despidió de sus fans con "Juntos", "Hoy tengo que decirte papá" (a capela). Mientras llovía confeti de colores verde, blanco y rojo, en cada rincón del "Coloso de Reforma" es escuchó "México", que cerró con broche de oro.

Liza Echeverría, Javier Poza y Montserrat Oliver fueron algunas de las personalidades que asistieron a la presentación de Timbiriche, que continuará sus presentaciones en dicho foro hasta el próximo domingo y luego el 11 de octubre.