Los gobiernos latinoamericanos pueden ejercer hasta un 20% del gasto público con tarjetas de pago, lo que supone ahorrar hasta el 57% de los gastos administrativos y garantizar su transparencia, agilidad y control, dijo hoy en México un ejecutivo de Visa Internacional.
México, D.F. .- El vicepresidente de Visa Commercial para América Latina y el Caribe, Rafael de la Vega, aseguró en entrevista con Efe que actualmente las grandes y pequeña empresas y muchos gobiernos efectúan transacciones totales por cuatro billones de dólares.

De la Vega precisó que, entre marzo de 2006 al mismo mes de este año, las empresas y el sector público de América Latina efectuaron operaciones por 5.300 millones de dólares mediante el uso de cuatro millones de tarjetas de pago, lo que supuso un incremento anual del 30%.

El ejecutivo explicó que las soluciones de tarjetas de pago para el sector público ya se han desarrollado en Argentina, Brasil, Costa Rica, Colombia, Perú, República Dominicana y Puerto Rico.

Sin embargo, anunció que próximamente Visa Internacional lanzará estos servicios en México, en varios países de Centroamérica, Chile Ecuador y otras naciones de la región.

El ejecutivo indicó que las tarjetas de pago para funcionarios públicos permiten agilizar las compras gubernamentales, ya que operan solo con los proveedores autorizados por los gobiernos.

Estas tarjetas de pago tienen diversos candados para evitar la malversación de los recursos públicos, dado que solo operan con montos menores a los 2.500 dólares, y sus transacciones se detallan en internet un día después de su ejecución, para que los responsables puedan supervisar los gastos.

Las modalidades que ofrece esta tarjeta de pago son básicamente tres: "Visa Compras Institucionales" que permite cubrir gastos básicos en una oficina; "Visa para Flotas" que cubre el mantenimiento de vehículos, pago de gasolina y peajes; y finalmente, "Visa Viajes y Representación", para cubrir desembolsos menores de cualquier funcionario relacionados con su trabajo, como viáticos.

El directivo sostendrá el jueves un foro con funcionarios de diversos niveles del gobierno mexicano para darles a conocer las ventajas de estos mecanismos de pago.

De la Vega indicó que en 2006 en Estados Unidos se realizaron transacciones por valor de 7.500 millones de dólares con la tarjeta de viajes; mientras que la de compras institucionales permitió operaciones por 18.000 millones y la de tarjeta flotas alcanzó un monto total de 1.800 millones.

Asimismo, subrayó que entre marzo de 2006 y marzo de 2007 Visa Internacional en América Latina y el Caribe registró operaciones en punto de venta por un total de 116.300 millones de dólares, cifra superior en un 26% respecto a los doce meses anteriores.

El aumento estuvo acompañado de un crecimiento del 37% en las tarjetas de crédito, frente al mismo periodo del año previo.

En la región latinoamericana hay 271 millones de tarjetas de Visa Internacional de las cuales 91,3 millones son de crédito y 179,6 millones de débito, con las que se realizaron unas 6.000 millones de transacciones comerciales.

Visa Internacional es una organización que opera en unos 170 países con una redcomercial de pagos electrónicos en el mundo.