Las Vegas, Nevadas.- S.- O.J. Simpson se declaró "inocente" con voz firme en su comparecencia por cargos de secuestro y robo a mano armada a dos comerciantes de artículos deportivos de colección.
El ex astro de la NFL presentó su declaración ante el juez del Tribunal de Distrito del condado Clark, Jackie Glass, quien presidirá el juicio de Simpson y los coacusados Clarence "C.J." Stewart y Charles "Charlie" Ehrlich.

La notoriedad de Simpson, ganada en juicios previos por asesinato y violencia al conducir, acecha en el trasfondo en este episodio en Las Vegas.

Su abogado dijo que la selección de jurados será una tarea difícil y que probablemente durará más que el juicio.

"Me importa mucho que consigamos a 12 personas en el jurado que puedan prestar atención a la evidencia que se presenta en la corte", dijo el abogado Yale Galanter a la entrada del edificio del tribunal. "La gente va a tener diferentes opiniones".

Ehrlich y Stewart también se pronunciaron inocentes. La fecha de su juicio se fijó para el 7 de abril del 2008.

Un magistrado determinó hace dos semanas en una audiencia preliminar que existe suficiente evidencia para que el trío enfrente juicio por 12 acusaciones.

En esa audiencia testificaron los dos hombres que dicen fueron asaltados a mano armada en la habitación de un hotel de Las Vegas, así como tres supuestos cómplices de Simpson que aceptaron testificar en contra de éste a cambio de acuerdos con la fiscalía, que podría ser reducción en las posibles condenas.

Simpson se vio relajado y animado antes de que el tribunal comenzase sus labores, charlando con sus abogados y unos pocos amigos que lo acompañaron en el tribunal.

El ex futbolista no habló sobre el caso y limitó sus comentarios a temas triviales.

"El señor Simpson está feliz de que haya concluido la audiencia. Está feliz de no tener que regresar a Las Vegas hasta abril", dijo Galanter.

Aunque el abogado dijo que le gustaría que el caso fuese resuelto sin juicio, llegando a un acuetrdo con el afectado directamente, señaló que es improbable que los fiscales retiren todos los cargos.

No se ha ofrecido un arreglo, dijo. "Yo no sé lo que hizo mi defendido", dijo Galanter.

"No fue ingreso ilegal porque él fue invitado a la habitación. No fue robo porque no hubo toma ilegal de la propiedad de otra persona".

Aparte del cargo de secuestro, Simpson, Stewart y Ehrlich enfrentan acisaciones de secuestro, robo a mano armada, agresión con un arma mortal, hurto, coerción y asociación ilícita.

La acusación de secuestro conlleva una pena máxima de cadena perpetua, mientras que el cargo de robo a mano armada implica un castigo obligatorio de cárcel.

Simpson, que cuenta con 60 años, dice que fue a la habitación del hotel a recuperar objetos que dice le robó su ex representante y que incluyen fotografías, galardones del futbol estadounidense y el traje que usó el día de 1995 en que fue absuelto del asesinato de su esposa Nicole Brown Simpson y el amigo de ella Ronald Goldman. (AP)